Canelones

Compró objetos robados y la Justicia lo condena a hacer 100 tortafritas y donarlas

El hombre de 63 años es cocinero y le compró objetos robados a un joven de 18 años, que fue enviado al Portal Amarillo por su adicción.

Ocurrió en San Ramón, Canelones, el lunes 11 de marzo. Un joven de 18 años que vive en la calle fue detenido e imputado de seis hurtos: un reloj, dos celulares, una desmalezadora y objetos de un casa y un supermercado.

Conducido ante la Justicia fue encontrado culpable y se le impuso como pena su internación por 30 días en el Portal Amarillo para que inicie un tratamiento contra el consumo de drogas.

Los objetos robados se los compró un hombre de 63 años y una mujer de 43. Ambos fueron hallados culpables y condenados mediante la suspensión condicional del proceso. Esto quiere decir que si no cumplen con la sanción impuesta se retoma el proceso y puede recibir una pena superior.

La condena para la mujer fue fijar domicilio y presentarse ante la comisaría de su zona una vez por semana durante seis meses.

El caso del hombre fue distinto, y peculiar. Como tiene un puesto de tortafritas, la Fiscalía acordó con el imputado "aportar su conocimiento culinario en la confección de 100 tortas fritas y donarlas a una institución pública o privada de bien público”, según el informe policial del caso al que accedió Subrayado.

La propuesta salió del propio acusado que se ofreció a hacer las tortafritas porque es lo que sabe hacer.

Dejá tu comentario