AFP

Comisión Europea presenta informe sobre situación del Estado de derecho en el bloque

La Comisión Europea presenta este martes su informe anual sobre la situación del estado de derecho en los países del bloque, y en principio volverá a cuestionar a Hungría y Polonia, un paso crítico para discutir el acceso a los fondos europeos.

La Comisión Europea presenta este martes su informe anual sobre la situación del estado de derecho en los países del bloque, y en principio volverá a cuestionar a Hungría y Polonia, un paso crítico para discutir el acceso a los fondos europeos.

Esta segunda edición del voluminoso documento analiza también las medidas adoptadas por los países de la Unión Europea y que se considera que afectan derechos fundamentales.

La Unión Europea (UE) adoptó un llamado "mecanismo de condicionalidad" sobre la observancia del estado de derecho para que los países puedan tener acceso a fondos para implementar su recuperación económica pospandemia.

Hungría y Polonia, dos países gobernados por dirigentes ultraconservadores, impugnan ese mecanismo. Los dos países concentran las preocupaciones de la Comisión por la adopción de medidas internas vistas como un atropello a derechos establecidos en la UE.

Una de las preocupaciones centrales del informe está en las condiciones en cada país para la libertad de prensa.

En este sentido, Hungría está en el centro de un escándalo global por la utilización del software espía Pegasus para vigilar secretamente a opositores y periodistas, denuncia que el gobierno de Budapest niega de manera tajante.

Hungría es también el centro de una agria polémica con la UE por un grupo de normativas legales adoptadas recientemente y que en la opinión prácticamente unánime afecta gravemente y discrimina a los integrantes de la comunidad LGTB.

La Comisión ya inició un procedimiento de infracción contra Hungría por esta razón y el caso podrá terminar en la máxima corte europea, el Tribunal de Justicia de la UE, y hasta podría dar lugar a sanciones.

A raíz de esta áspera disputa entre Bruselas y Budapest, la Comisión Europea retrasó hasta ahora la aprobación del plan nacional propuesto por Hungría para poder recibir fondos con vistas a su recuperación.

- Acceso a fondos -

Además, la UE lleva ya años criticando a Hungría por la falta de transparencia en contratación pública, interferencias indebidas del poder ejecutivo en el sistema judicial e inacción en la lucha contra la corrupción.

Un escenario similar y apenas ligeramente menos grave se verifica en las relaciones de la UE con Polonia, donde la Corte Constitucional local consideró inválidas determinaciones del TJUE con relación a asuntos internos de ese país.

Bruselas debe enviar aún este martes una carta a las autoridades polacas pidiéndoles que cumplan con decisiones del TJUE bajo pena de sanciones económicas.

Alemania había abierto esa puerta el año pasado al impugnar un fallo del TJUE sobre recompras de deuda por parte del Banco Central Europeo (BCE), un paso que también le valió ser objeto de un procedimiento de infracción por parte de la UE.

"Cuando hay una fuerte sensibilidad sobre un tema en un Estado, la tentación es descartar el derecho de la UE y si permitimos que esto continúe obviamente es un cuestionamiento de la propia UE", dijo el pasado jueves el comisario europeo de Justicia, Didier Reynders.

El funcionario advirtió, sin embargo que el informe sobre el estado d derecho y la situación en Polonia "nos animará a analizar dos veces el plan de recuperación polaco".

ahg/zm

FUENTE: AFP

Temas

Dejá tu comentario