testimonios

Comerciantes de Paso Molino piden más patrullaje policial tras rapiña a una joyería

Dos adolescentes de 16 y 17 años fueron detenidos mientras intentaban escapar de la zona, luego de cometer la rapiña a la joyería; se les incautó parte de lo robado.

Una rapiña a una joyería en Paso Molino, en la mañana de este miércoles, derivó en un nuevo reclamo de comerciantes por inseguridad.

El asalto lo cometieron dos delincuentes que amenazaron con tener un arma de fuego. Amenazaron a dos empleadas y les exigieron dinero y mercadería, como se observa en las cámaras de seguridad del local.

Una comerciante vio cómo los rapiñeros escapaban corriendo. "Por más que uno les grite, entraron a la feria y los perdimos. Si bien eran chiquilines jóvenes, no atinás a hacer nada. En un horario en que hay mucha gente ya, en Agraciada", dijo a Subrayado.

La Policía logró detener a los delincuentes: dos adolescentes de 16 y 17 años, a quienes les incautaron joyas, relojes y dinero.

"La inseguridad está brava, de tardecita es tierra de nadie. Están todos los feriantes ahí y les robaron igual", dijo otra comerciante. Y pidió más seguridad.

Otra trabajadora dijo que los delitos son "moneda corriente". "Tenemos el Abitab, o las tiendas, que salen con los percheros con la ropa. Lamentablemente no podés hacer nada porque después tenés represalia", manifestó.

Una de las comerciantes dijo que "el ambiente está bastante raro" y que "es complicado". Pidió más patrullaje de la Policía. Señaló que "a veces" se la ve patrullando a pie pero que quizá es necesario "un poco más".

"Se ve (más patrullaje) en los días festivos pero estaría bueno que fuese más", agregó.

Adolescentes ante la Fiscalía.

incautadas-joye.jpg
Foto cedida a Subrayado. Lo incautado a los adolescentes detenidos.

Foto cedida a Subrayado. Lo incautado a los adolescentes detenidos.

La rapiña duró un minuto. Fue a la hora 10:11 de este miércoles, en el local ubicado en avenida Agraciada y Emilio Romero.

El encargado del lugar y las víctimas indicaron que dos delincuentes ingresaron y amenazaron con estar armados. Les exigieron a los empleados la plata y joyas.

Rompieron vidrieras y se llevaron mercadería, además de unos $ 4.000. Entre lo robado hubo relojes, cadenas, dijes, anillos y pulseras, dijeron entonces fuentes policiales a Subrayado.

La Policía montó un operativo y ubicó a los sospechosos en Herrera y Obes esquina Álvarez. Son dos adolescentes de 16 y 17 años, que están a disposición de la Fiscalía. Les incautaron varios de los objetos robados, además de un guante y un cuchillo de mesa.

Temas de la nota

Dejá tu comentario