Comenzó el recuento de votos; Estados Unidos define su presidente

Virginia fue el primer estado clave en terminar de votar. Ohio también cerró sus urnas. Los sondeos hasta el momento dan 65 votos electorales a Obama y 67 a Romney

 

Virginia fue el primero de los estados que serán decisivos para ganar las elecciones presidenciales en EE.UU. en cerrar hoy sus colegios electorales a las 19.00 hora local (00.00 GMT), a la vez que Georgia, Carolina del Sur y Vermont, que se suman a Indiana y Kentucky que cerraron una hora antes.

Virginia reparte 13 votos electorales de los 270 necesarios para ser elegido presidente y las encuestas han mostrado en las últimas semanas una lucha muy reñida en ese estado entre el presidente Barack Obama, candidato demócrata a la reelección, y el aspirante republicano a la Casa Blanca, Mitt Romney.

Carolina del Sur y Georgia son por tradición republicanos, mientras que Vermont se decanta por los demócratas.

También a las 19.00 hora local (00.00 GMT) comenzaron a cerrar colegios en algunos condados de Florida y Nuevo Hampshire, ambos estados cruciales como Virginia. Los primeros centros de votación en los estados de Indiana y Kentucky cerraron sus puertas a las 18.00 hora local (23.00 GMT), en unos comicios en los que los estadounidenses eligen presidente, un tercio del Senado y la nueva composición de la Cámara de Representantes.

Ohio, el Estado que puede tener la llave de la Casa Blanca, cerró sus centros de votación a las 19.30 hora local (00.30 GMT), junto con Virginia Occidental y Carolina del Norte, este último otro de los estados disputados.

Con sus 18 votos electorales, Ohio es una pieza clave en las estrategias y cálculos de los dos candidatos para obtener los 270 votos necesarios para ganar. Según la estadística, hasta ahora ningún candidato republicano ha llegado a la Casa Blanca sin ganar este estado.

Carolina del Norte, con sus 15 votos electorales, es el estado más conservador de los que todavía no están definidos y el presidente Obama ganó en las elecciones de 2008 por una diferencia de apenas 14.000 votos.

Lo apretado que se prevé que sea el resultado en Ohio podría obligar a contar los llamados "votos provisionales", circunstancia que demoraría durante semanas la proclamación de un ganador.

Esos votos no se cuentan hasta que no se haya comprobado la identidad de la persona que ha rellenado la papeleta y se hayan resuelto todas las demás dudas, lo que en el caso de Ohio puede hacerse en un plazo de 10 días.

Los analistas recuerdan lo ocurrido en 2000, cuando el resultado de la elección presidencial estuvo en suspenso durante más de un mes hasta que el Tribunal Supremo confirmó la victoria del republicano George W. Bush frente al demócrata Al Gore.

Los primeros centros de votación en los estados de Indiana y Kentucky cerraron sus puertas a las 18.00 hora local (23.00 GMT), en unos comicios en los que los estadounidenses eligen presidente, un tercio del Senado y la nueva composición de la Cámara de Representantes. 

EFE

Temas de la nota

Dejá tu comentario