SociedadTuril | Tres Cruces | amotinamiento

Chofer de Turil que provocó alerta en Tres Cruces había protagonizado choque afuera de la terminal

El incidente con un taxi ocurrió una hora antes de la falsa denuncia de un sujeto amotinado y armado dentro del ómnibus.

La empresa Turil analiza sancionar al chofer que causó la paralización de Tres Cruces con la denuncia de un supuesto amotinamiento, ya que una hora antes del episodio había tenido un serio accidente de tránsito embistiendo a un taxi afuera de la terminal.

La empresa tiene constancia del accidente y está analizando la situación, dijo Fernando Mello, gerente de Turil a Montevideo Portal.

El hecho ocurrió en Bulevar Artigas y Cufre, a pocos metros del lugar donde estacionan los ómnibus de la compañía.

Según testigos, el taxi fue arrastrado unos 50 metros por el ómnibus.

Por su parte, Mello dijo no tener constancia de que las cosas hayan sido así.

Afortunadamente el conductor de la unidad chocada no sufrió daños físicos.

El incidente se dio porque el taxi se detuvo a dejar pasaje y no dio espacio al avance del ómnibus interdepartamental. Luego de tocar bocina, lo chocó de atrás y avanzó a pesar a pesar de que el otro vehículo estaba estacionado.

La situación se calmó y llegaron al lugar representantes del Banco de Seguros del Estado.

El vehículo -que llevaba pasajeros- estuvo detenido 20 minutos a efectos del trámite de las aseguradoras.

Al no haber lastimados, el ómnibus continuó su marcha hacia la terminal, donde al cabo de un rato el chofer alertó de un supuesto hombre armado.

La situación después derivó en otra historia que nada tiene que ver con el choque anterior.

Se supo que el conductor del ómnibus estaba en conflicto con su expareja.

Según averiguó la Policía tenía una denuncia por violencia de género en Las Piedras. La última denuncia databa del día anterior.

El hombre que supuestamente estaba armado dentro del ómnibus, y él habría visto por el espejo retrovisor, es alguien vinculado a la mujer. Esta persona nunca fue encontrada.

Como prueba de la violencia, la mujer presentó el registro de unas 100 llamadas y videollamadas, además de 76 mensajes de audio, insultándola.

Según pudo saber Montevideo Portal, el sujeto le decía que ella se encontraba con un hombre "pelado de remera roja". La mujer dijo que no existía nadie con tal descripción.

También la acusaba de "organizar orgías".

En su testimonio, la denunciante dijo que el chofer había abandonado el tratamiento psiquiátrico que debía seguir. Le habían recetado ansiolíticos y antidepresivos, pero hacía tiempo que no los tomaba. Tampoco concurría más a la consulta médica.

El hombre fue conducido a la fiscalía a declarar y la justicia determinó una pericia psiquiátrica tanto para él como para la mujer. También se requisaron los celulares de ambos.

Además, dictó el retiro del hogar del denunciado y prohibiciones por 120 días con radio de exclusión de 500 metros con custodia policial para la víctima.

Dejá tu comentario