Show

Charles Aznavour, el Frank Sinatra francés, falleció a los 94 años de edad

Había nacido en París y su verdadero nombre era Shahnour Varinag Aznavourian. Provenía de una familia de origen armenio y creció entre artistas, cantantes y actores en la Rive Gauche parisina. Comenzó a actuar a los nueve años (1933), ya que su padre era cantante y su madre actriz.

En los años 40 y 50 inició su carrera profesional en pequeños bares de la capital francesa, y se vinculó con colegas influyentes como Maurice Chevalier, Edith Piaf y Charles Trenet. Robó los corazones de millones de personas con su particular voz, que evocaba las aspiraciones y temores de personas tímidas, vulnerables y perplejas como él, según su propia definición.

En el cancionero popular ha dejado títulos imborrables como “Venecia sin ti”, “La Bohème”, “Buen aniversario” y “She”. Pero su lucimiento en cine no fue menor, habiendo actuado en más de 70 films. A los 14 años debutó con un pequeño papel en “Los desaparecidos de Saint-Agil” de Christian-Jaque (1938), codeándose con monstruos del cine como Erich Von Stroheim y Michel Simon.

Son muy recordadas sus labores en “La cabeza contra la pared” de Georges Franju (1959), “El paso del Rhin” de André Cayatte (1960), “Disparen sobre el pianista” de François Truffaut (1960), “El diablo y los diez mandamientos” de Julien Duvivier (1962), “Eran diez indiecitos” de Peter Collinson (1974), “El tambor” de Volker Schlöndorff (1979), “Los fantasmas del sombrerero” de Claude Chabrol (1982) y “Ararat” de Atom Egoyan (2002).

Allí compuso a un director de cine que rueda un film sobre el genocidio armenio perpetrado por los turcos, drama que su familia había padecido en la vida real. En 1997 había recibido el César por el conjunto de su labor en la pantalla. Aznavour realizó una gira de despedida en 2006, pero su alejamiento de la escena fue efímero, ya que continuó cantando y actuando periódicamente en cine durante muchos años más. Lo sobreviven su tercera esposa, Ulla, y seis hijos.

Dejá tu comentario