Policiales Asesinato | San Luis | Homicidio

Cayó en Artigas el tercer implicado en el asesinato de Gustavo Barón en 2017

El crimen ocurrió en San Luis, Canelones. El hombre fue asesinado cuando llegaba a su cuñada a levantar la Quiniela.

La Policía de Artigas detuvo en las últimas horas a uno de los homicidas de Gustavo Barón, asesinado en 2017 en el balneario San Luis, en Canelones.

El jefe de Policía de Artigas, Adolfo Cuello, confirmó la detención del hombre durante un control a personas en la calle. Los policías le pidieron la cédula y sospecharon que era falsa. “La huella no correspondía con el documento”, indicó Cuello.

La investigación policial pudo determinar que el hombre estaba radicado en la ciudad de Artigas. Una vez confirmada su identidad se supo que tenía una requisitoria por homicidio emitida por la Jefatura de Canelones.

EL CASO

Gustavo Barón fue asesinado el 3 de noviembre de 2017 de un balazo a quemarropa en el pecho en el marco de un intento de rapiña, cuando llevaba a su cuñada, que era la encargada de levantar la Quiniela en la zona de San Luis. Lo hizo en su auto particular, porque el de la mujer se había descompuesto.

Los dos delincuentes que lo abordaron escaparon en una moto, un vecino los siguió y la Policía detuvo a los sospechosos y posteriormente también a una mujer señalada por haber sido la responsable de “entregar” el robo y señalar el auto en el que viajaba la víctima.

La entonces fiscal de Atlántida, Darviña Viera, acusó a los tres detenidos y pidió 28 años de prisión para cada uno de ellos. Estuvieron seis meses en prisión, hasta que el juez Marcos Seijas resolvió absolverlos y liberarlos, porque entendió que no existían pruebas suficientes para responsabilizarlos del homicidio. La liberación generó indignación y protestas de vecinos de San Luis.

En junio de 2018, uno de los liberados fue acusado de matar a un joven y terminó preso.

En diciembre de 2018, el Tribunal de Apelaciones de 4º turno revocó la sentencia de Seijas y condenó a un hombre de 22 años y a la mujer por un delito de homicidio especialmente agravado, y liberó al otro individuo.

Los acusados presentaron un recurso de casación ante la Suprema Corte de Justicia y esto inhabilitó la ejecución de la sentencia del Tribunal de Apelaciones. La mujer fue liberada y el hombre permanecía en prisión por otro homicidio.

En mayo de 2020, la Suprema Corte falló a favor de los familiares de Barón y condenó a los tres imputados a 22 años de cárcel por homicidio muy especialmente agravado. La mujer fue detenida días después de la sentencia, pero el segundo hombre continuaba prófugo y fue detenido el jueves en Artigas.

Dejá tu comentario