PolíticaHuelga | Cámara de Industrias

Cámara de empresarios irá a la OIT por la emergencia de ocupaciones de lugares de trabajo

Las medidas en Fríopan y Montevideo Gas aumentan la preocupación. El tema está sobre la mesa por UPM. Reglamentar es la consigna

Friopan, Montevideo Gas y otros conflictos sindicales se encuentran en una situación compleja: huelgas, ocupaciones, entre otros hechos.

La Cámara de Industrias resolvió elevar a la organización Internacional del Trabajo (OIT) los antecedentes de control obrero.

MontevideoGas, el sindicato ya se pronunció por una huelga genera a partir del lunes tras decisión de la empresa Petrobrás de mantener despidos

En el caso de Friopan hubo disputas por la forma en que quedaron las instalaciones durante la ocupación. Los dueños estiman que los daños serían de seis millones de pesos.

Se preparan para llevar a cabo una demanda al gremio.

"Vamos a ir a los daños de lo que tenemos claro: el lucro cesante, los jornales de los trabajadores, la materia prima, la limpieza, el desarme y arme de las máquinas", dijo Adolfo Fernández, uno de los propietarios.

El ministro de Trabajo Ernesto Murro calificó como "lamentable" los resultados de la ocupación de la planta de Fríopan.

Durante la ocupación, el gremio desconoció un acuerdo laboral obtenido para el uso de una nueva máquina adquirida por la empresa.

Sostuvo que hay una carta de 70 obreros -del total de 130- que manifestaron su rechazo a la medida de fuerza.

"Ahora creo que lo urgente es reconstruir las relaciones dentro de la empresa", aseguró el secretario de Estado.

Las ocupaciones y el control obrero un tema que se discute al más alto nivel.

Para el sindicalismo es una extensión del derecho de huelga, en tanto OIT entiende que no y amenaza a Uruguay con incluirlo en una "lista negra".

Al igual que el organismo internacional desde hace al menos diez años la gremial de empresarios exige una normativa..

En este momento es parte de la agenda de discusión entre UPM y el Ministerio de Trabajo. La empresa finlandesa exige también la reglamentación de prevención de conflictos como parte de sus condiciones para confirmar la inversión de 4.000 millones de dólares.

Dejá tu comentario