LEA EL DOCUMENTO

Bustillo negó presiones y afirmó que le dijo a Ache "figuradamente" que perdiera el celular

Según un comunicado que entregó el excanciller luego de declarar en Fiscalía, era Carolina Ache quien se negaba a entregar los chats con Maciel en la investigación administrativa.

El exministro de Relaciones Exteriores, Francisco Bustillo, declaró este viernes por tres horas ante el fiscal de Delitos Económicos y Complejos, Alejandro Machado, que investiga la expedición del pasaporte al narcotraficante uruguayo, Sebastián Marset, mientras estaba preso en Dubái.

A la salida de Fiscalía, Bustillo se excusó de realizar declaraciones a la prensa y en su lugar entregó un comunicado donde expresa su punto de vista sobre el episodio que derivó en su renuncia tras la difusión de audios con la exsubsecretaria, Carolina Ache.

En su declaración, asegura que los chats entre Ache y el subsecretario del Ministerio del Interior, Guillermo Maciel, "son comunicaciones privadas y no constituyen documentación oficial". Además, afirma que tomó conocimiento del contenido "recién horas antes de la interpelación", donde anunció y dispuso una investigación administrativa no la que no tuvo "la más mínima injerencia".

Bustillo sostiene que durante la investigación "la funcionaria instructora le solicitó dos veces consecutivas a la Dra. Carolina Ache que aportara los whatsApp. Ella se negó en ambas oportunidades".

"En una tercera oportunidad, Carolina Ache convocó a la instructora a concurrir a su despacho, quien pensó que era para entregarle los mensajes requeridos oportunamente. Sin embargo, se encontró con que Ache estaba acompañada por su abogado, el Dr. Jorge Díaz, quien cuestionó a la instructora y aportó un escrito, que consta en la investigación administrativa. En este indicaba que, al pretender la entrega de esas comunicaciones personales, había un desvío del objeto de la investigación y le atribuyó un ánimo pesquisante. Ante esa rotunda negativa, la instructora debió culminar la investigación sin contar con dichas comunicaciones", afirma.

Y agrega: "Cansado de esos reiterados y continuos planteos de Ache, y para terminar con este diálogo que en nada me vinculaba, es que le dije figuradamente que 'perdiera' el teléfono en la conversación que ella subrepticiamente grabó, aislando y descontextualizando lo que venía sucediendo en todo ese tiempo, durante el cual me planteaba constantemente sus dudas".

Sobre el contenido de los chats, Bustillo continúa diciendo: "Luego, cuando se le requirió los mensajes para entregar a la justicia contenciosa administrativa, me planteó por escrito que solo lo haría, si yo lo ordenaba. Finalmente, accedió a entregarlos y se le indicó que lo hiciera en la Asesoría Jurídica del Ministerio de Relaciones Exteriores, que debía aportar dicha documentación al juzgado".

El excanciller afirma que cuando recibió el primer mensaje y cuando se expidió y entregó el pasaporte de Marset era Ache quien ejercía como ministra interina de Relaciones Exteriores, porque él se encontraba en misión oficial en el exterior. Además, remarca que la tramitación del pasaporte por parte de la Cancillería "fue ajustada al marco normativo vigente a esa fecha", según el Decreto 240/018.

"Pese a que los mensajes privados intercambiados entre Maciel y Ache carecían de relevancia en la tramitación del pasaporte, pero dados los desencuentros entre la funcionaria instructora de la Cancillería y la por entonces subsecretaria Ache -pues esta le atribuía un apartamiento del objeto de la investigación, y un ánimo pesquisante-; y para evitar que pasara a mayores, generando un uso político del tema, procure calmarla, minimizándole la trascendencia que respecto a ella pudieran tener dichos mensajes, manifestándole tratar con el director de Jurídica del Ministerio de Relaciones Exteriores, las supuestas presiones por ella aludidas en el curso de la investigación administrativa, lo cual en definitiva no realicé, por no corresponder", sostiene en el penúltimo punto de su declaración.

Bustillo finaliza diciendo: "reitero que no solo no tuve participación alguna, ni tan siquiera conocimiento de la tramitación del pasaporte del señor Marset. En el Parlamento, no falté a la verdad".

BUSTILLO.pdf
CARTA BUSTILLO

Temas de la nota

Dejá tu comentario