NacionalMalvín Norte | Policía

Buscan al tercer delincuente que se tiroteó con la Policía en Malvín Norte

Tras la persecución, vecinos del lugar atacaron a los uniformados y el fiscal canceló el trabajo de Policía Científica para no ponerlos en riesgo.

La Policía busca a un delincuente que protagonizó un raid delictivo en Carrasco junto a otros dos rapiñeros, uno de ellos detenido y remitido a prisión en forma preventiva y otro que está internado en un CTI con un disparo en la cabeza.

El caso puso en riesgo a varios policías en un procedimiento el viernes a la noche en Malvín Norte.

Según surge de la audiencia de formalización, la persecución comenzó sobre las 21 horas cuando dos de los imputados robaron un auto en Leopardi y Propios.

A punta de pistola hicieron bajar al conductor, a quién le robaron además su teléfono y la billetera.

Desde allí fueron hasta Ferrari y Boston en Carrasco, donde también mediante amenazas con armas de fuego robaron al dueño de una camioneta su teléfono y 2.000 pesos.

Minutos después cometieron otro atraco de similares características en San Nicolas y Siria, donde también se llevaron el teléfono y dinero de otra víctima. La última rapiña fue a pocas cuadras de allí bajo la misma modalidad.

Sin embargo, a esa altura la Policía ya se encontraba siguiendo al vehículo con los rapiñeros gracias al rastreo del celular de una de las víctimas.

El auto fue interceptado por la Policía en Hipólito Irigoyen y Julio Sosa, donde comenzó una breve persecución hasta la rambla de Euskal Erria y Alto Perú.

Allí los delincuentes abandonan el auto y emprenden la fuga a pie al tiempo que intercambian disparos con los efectivos policiales.

Prefiero perder una prueba y no la vida de un policía

En este contexto, uno de los delincuentes resultó herido de un disparo en la cabeza y el otro detenido en el lugar.

A medida que pasaban los minutos y la Policía preservaba la escena, muchos miembros de ese asentamiento de Malvín Norte comenzaron a rodear a los efectivos y el ambiente se puso hostil.

Les lanzaron piedras y varios de esos proyectiles impactaron contra los uniformados. Además, el móvil policial del procedimiento presentó tres impactos de bala que los propios policías hicieron desde adentro del auto.

Por otro lado, los residentes del asentamiento se quedaron con el auto usado para las rapiñas, robaron las pertenencias que habían en el interior y lo prendieron fuego.

La policía científica no pudo hacer un relevamiento del lugar por las hostilidades de los vecinos.

Al respecto, el fiscal del caso Leonardo Morales dijo en la audiencia: “prefiero perder una prueba y no la vida de un policía”.

Finalmente, la jueza Blanca Rieiro dicto prisión preventiva a pedido del fiscal contra A.M.I.N, de 18 años, sin antecedentes, por cuatro rapiñas especialmente agravadas y atentado especialmente agravado.

Mientras tanto, se espera la evolución clínica del otro involucrado y se busca a un tercer rapiñero que fugó del lugar.

Dejá tu comentario