Bromista fue a un velorio y subió a Snapchat foto burlándose del difunto

Le agregó efectos con orejas y nariz de perro, a lo que agregó una leyenda: "me voy al infierno".


Un bromista mexicano tuvo el mal tino de un ir a un velorio y decidió divertirse enviando por la red social Snapchat a sus amigos la foto del difunto a la que agregó orejas y nariz de perro con la siguiente leyenda: "me voy al infierno".

Snnapchat tiene la posibilidad de agregar efectos e intercambiar rostros (faceswap) dando un toque divertido a los mensajes, que tienen una duración de tiempo limitada. Luego desaparecen.

En este caso lo divertido se convirtió sencillamente en algo macabro.

Lo que iba a quedar en un ámbito restringido y fugaz finalmente se convirtió en una captura de pantalla y un reenvío a otras redes sociales con un espectro más amplio de gente.

La foto ganó rápidamente el repudio de los internautas.

Finalmente decidió bajarlas y pedir disculpas. Así le pasó al usuario @0kbps quien las publicó en su cuenta de Twitter.

Luego el usuario que replicó el episodio subió un video explicando lo sucedido.

 

Dejá tu comentario