Deportescopa américa

Brasil-Perú, la final de la Copa América y "revancha" del cruel 5 a 0 en fase de grupos

Tras doblegar a Argentina, el locatario viene entonado. También llega un equipo incaico en un nivel de excelencia. Se verán las caras en Maracaná

Chile, bicampeón de la Copa América, se quedó sin la posibilidad del tricampeonato al perder el miércoles en semifinales por 3-0 ante Perú, que disputará la final del torneo continental ante Brasil el próximo domingo en el Maracaná a las 20 horas.

Contra todo pronóstico, Perú goleó a Chile con tantos de Édison Flores (21), Yoshimar Yotún (38) y el 'Depredador' Paolo Guerrero, que cerró la faena a los 90+1 en el compromiso que se disputó en la Arena do Gremio, en Porto Alegre.

Eduardo Vargas tuvo la posibilidad del descuento en el último minuto del partido con un penal, pero remató 'a lo Panenka', picándola, y se lo atajó un 'gigante' Pedro Gallese.

Campeón de la Copa América en los lejanos 1939 y 1975, Perú disputará su segunda final y lo hará por primera vez en los 103 años de historia del torneo contra Brasil, que venció a Argentina 2-0 en la primera semifinal, el martes.

"Estoy contento con cumplir los objetivos del equipo. Efectivamente fue un clásico contra Chile, un juego difícil, nos preparamos y ganamos muy bien", afirmó Paolo Guerrero, que con su tanto ante la Roja llegó a trece en Copa América, de la que es el máximo goleador en activo del certamen.

Apenas el árbitro tocó el pitazo final, los peruanos explotaron de alegría invadiendo plazas y calles. Las caravanas de carros, los gritos de los hinchas, las bocinas y los altoparlantes calentaron la noche invernal, donde la garúa (llovizna) limeña no fue obstáculo para que hombres y mujeres celebraran su pase a la final después de 44 años.

- 5-0 en la fase de grupos -

Tras disfrutar de una jornada festiva, los jugadores de la Seleçao ya se encuentra en la Granja Comary, en Teresópolis, el lugar habitual de concentración de la Canarinha (a un centenar de km de Rio), para preparar la final del domingo, en la que buscará su noveno título continental.

Y todo ello sin su astro Neymar, lesionado antes del torneo y protagonista en la prensa en las últimas semanas, tanto por ser denunciado por una presunta violación a una modelo como por su posible regreso al Barcelona, junto a sus amigos Lionel Messi y Luis Suárez.

La Seleçao, que no disputa una final continental desde su título en Venezuela-2007, cuando se impuso 3-0 a Argentina, se presenta invicta, sin recibir goles en el torneo y más favorita que nunca, teniendo en cuenta sobre todo que su rival será Perú, al que goleó 5-0 en la última fecha de la fase de grupos.

Pero el equipo dirigido por el argentino Ricardo Gareca se rehízo de esa goleada y se planta en la final tras superar en cuartos a Uruguay (en los penales) y vencer con solvencia en semifinales a Chile para luchar por el tercer título continental de su historia, después de los logrados en los ya lejanos 1939 y 1975.

Si bien la presencia de Perú en la final pueda sorprender, lo cierto es que el equipo inca ha sido semifinalista en tres de las últimas cuatro ediciones del torneo de selecciones más antiguo del mundo.

Y de la mano de Gareca (en el cargo desde 2015), Perú regresó a un Mundial, en Rusia-2018, tras 36 años de ausencia.

Y para los que puedan pensar que la final sólo tiene color auriverde, Perú dejó fuera a Brasil en la fase de grupos en la Copa América Centenario de 2016, con un polémico gol con la mano de Raúl Ruidíaz.

- La AFA censura a la Conmebol -

La anfitriona se había clasificado el martes al vencer 2-0 a Argentina en un partido que dio de hablar posteriormente por las críticas de los argentinos a la actuación arbitral.

"Se cansaron de cobrar boludeces en esta Copa, penales pelotudos y hoy ni siquiera fueron al VAR en una jugada clarísima, pero bueno, Brasil era local, hoy por hoy ellos manejan mucho en la Conmebol y se hace complicado", criticó Lionel Messi tras el duelo en Belo Horizonte.

Lo sucedido llevó incluso al presidente de la Asociación del Fútbol Argentino (AFA) Claudio Tapia ha enviar una carta de seis páginas a la Conmebol denunciando los "graves y groseros errores arbitrales" que a su juicio perjudicaron a la Albiceleste.

Tapia sostuvo que "injustificadamente el árbitro omitió utilizar el VAR en por lo menos dos jugadas concretas que claramente influyeron en el resultado final del partido" y denunció que lo ocurrido durante el partido "pone en duda que se hayan observado los principios de ética, lealtad y transparencia".

En la carta, el mandamás reclamó a la Conmebol actuar contra el responsable del arbitraje de la organización, el brasileño Wilson Seneme, a quien acusa de "manejos irregulares" en los diferentes torneos continentales, "lo que evidencia una manifiesta incapacidad para ejercer el cargo".

Pero las críticas no se centraron sólo en el ámbito arbitral y Tapia disparó contra todo: criticó la actitud del presidente Bolsonaro en el descanso, saltando al césped a saludar a los hinchas, censuró a la organización por "demoras en los transportes", la "poca concurrencia de público" en los estadios, los campos de juego "en mal estado" y por las "quejas de jugadores respecto a la organización, seguridad y hotelería".

A Argentina le queda le sábado en el Arena Corinthians de Sao Paulo disputar el partido por el tercer puesto frente a Chile.

La Roja y la Albiceleste jugaron las últimas dos finales de Copa América, en Cile-2015 y la Centenario-2016, ambas ganadas por Chile en definición por penales.

Dejá tu comentario