AFP

Brasil cierra fronteras aéreas a seis países de África por variante ómicron

El gobierno brasileño anunció este viernes que "cerrará las fronteras aéreas" desde el próximo lunes a seis países de África para evitar la propagación de la nueva variante de coronavirus, denominada ómicron.

El gobierno brasileño anunció este viernes que "cerrará las fronteras aéreas" desde el próximo lunes a seis países de África para evitar la propagación de la nueva variante de coronavirus, denominada ómicron.

"Vamos a resguardar a los brasileños en esta nueva fase de la pandemia", indicó en Twitter el jefe de Gabinete, Ciro Nogueira, tras una reunión entre varios ministerios para atender la situación.

Según detalló, la restricción que se oficializará este sábado "alcanzará a pasajeros procedentes de" Sudáfrica, Botsuana, Esuatini, Lesoto, Namibia y Zimbabue, ubicados en el sur del continente, donde se detectó la variante por primera vez.

Más temprano este viernes, el regulador sanitario brasileño, Anvisa, había instado a tomar medidas ante la nueva cepa: "Considerando el impacto epidemiológico que la nueva variante podría tener en el escenario mundial (...) se recomienda la inmediata suspensión de todos los vuelos procedentes" de los seis países implicados.

El presidente Jair Bolsonaro prometió la tarde del viernes "medidas racionales" para contener el ingreso al país de la nueva variante, luego de descartar el cierre de aeropuertos.

Anvisa también recomendó la "suspensión temporaria de la autorización para desembarcar en Brasil a extranjeros que hayan transitado por esos países en los últimos 14 días" y una cuarentena a los brasileños que estén regresando de esa región de África.

El mensaje de Nogueira no especificó sobre esos puntos.

La restricción de vuelos fue decidida en forma conjunta por la jefatura de Gabinete y los ministerios de Salud, Infraestructura, Justicia.

- "Brasil no aguanta otro cierre" -

Bolsonaro aseguró durante un evento oficial en la capital carioca que "Brasil no aguanta otro cierre; no sirve de nada asustarse".

Desde el inicio de la pandemia, el mandatario se opuso a los cierres para preservar la economía.

La alcaldía de Guarulhos, ubicada en el área metropolitana de Sao Paulo y donde se encuentra el mayor aeropuerto internacional del país, pidió al gobierno reforzar las barreras sanitarias para viajeros.

Entre ellas, pedir comprobantes de vacunación -a lo que Bolsonaro se opone fervientemente- y cuarentena para viajeros de países africanos, en especial de Sudáfrica.

La variante B.1.1.529 u ómicron, potencialmente muy contagiosa y con múltiples mutaciones, se detectó en Sudáfrica, como anunció el jueves un grupo de científicos de ese país, sin que hasta ahora conozca la eficacia de las vacunas sobre esta nueva cepa.

Tras el anuncio, varios países -entre ellos Reino Unido, Italia, Alemania y Francia- decidieron cerrar sus puertas a los viajeros procedentes de varios estados del sur de África.

La Organización Mundial de la Salud (OMS), sin embargo, indicó que "en esta fase no se recomienda la aplicación de restricciones en los viajes", según el portavoz de la OMS, Christian Lindmeier.

Brasil acumula más de 613.000 muertos desde el inicio de la pandemia, el segundo país con más fallecidos en números absolutos, después de Estados Unidos.

Pero la situación ha mejorado en los últimos meses, tras un fuerte avance de la campaña de vacunación.

Con el 61% de sus 213 millones de habitantes completamente vacunados, el promedio diario de muertes cayó de 3.000 en abril a poco más de 200 en la última semana.

mls/val/ag

Twitter

FUENTE: AFP

Temas

Dejá tu comentario