Política Mercosur | Bolsonaro | Lacalle Pou

Bolsonaro apoya "descuelgue" de Uruguay: criticó "la regla del consenso" del Mercosur

La propuesta Argentina tendrá por efecto consolidar sentimiento de escepticismo y de dudas", dijo el mandatario

"No podemos dejar que el Mercosur siga siendo visto como sinónimo de ineficiencia, de desperdicio de oportunidades y de restricciones comerciales",

El presidente brasileño, Jair Bolsonaro, reaccionó así ante el discurso de su par argentino. Alberto Fernández, quien pidió a sus socios del bloque regional -y en particular a Uruguay- que "no se corten solos", que recuerden que hay un tratado legal firmado y que todo debe hacerse bajo la regla del consenso y la acción conjunta, en caso de buscar acuerdos con terceros países.

Bolsonaro, que mantiene discrepancias públicas con Fernández desde hace tiempo, criticó este jueves "la regla del consenso" y las "visiones arcaicas" del Mercosur, en su intervención ante la cumbre virtual de presidentes del bloque, marcada por fuertes tensiones entre sus cuatro países miembros.

"El uso de la regla del consenso como instrumento de veto y el apego a visiones arcaicas de tipo defensivo tendrán por único efecto consolidar el sentimiento de escepticismo y de dudas sobre el verdadero potencial dinamizador del Mercosur", afirmó Bolsonaro, después de que su par argentino, Alberto Fernández, defendiera el consenso en las negociaciones comerciales como "la columna vertebral" del Mercosur.

Brasil recibió ayer la presidencia pro--tempore del Mercosur de manos de Argentina y este hecjo resulta significativa dadas las dos visiones que se han formado dentro del bloque, una encabezada por Brasil y Uruguay, y otra por Argentina con el apoyo de Paraguay.

"Durante nuestra presidencia de turno, que se inicia hoy, seguiremos trabajando por el rescate de los valores originales del bloque, asociados a la apertura y a la búsqueda de una mayor integración de nuestras economías en las cadenas regionales e internacionales de valor", dijo el mandatario brasileño en la conferencia virtual.

El gobierno uruguayo de Lacalle Pou anunció el miércoles que avanzará en negociaciones comerciales extrazona pese a una decisión adoptada en el año 2000 por la que los socios deben contar con la anuencia de sus contrapartes para sellar acuerdos comerciales con terceros países, una decisión que profundiza las tensiones en el bloque sureño.

Bolsonaro, que asume este jueves la presidencia semestral del bloque, criticó los resultados del semestre que termina bajo la presidencia argentina, precisamente por falta de avances en la "flexibilzación" del grupo nacido hace 30 años.

"El semestre que se cierra dejó de corresponder a las expectativas y las necesidades de modernización del Mercosur. Deberíamos haber presentado resultados concretos en dos temas: la revisión del Arancel Externo Común y la adopción de flexibilidades para negociar acuerdos comerciales con otros países", afirmó el mandatario.

Dejá tu comentario