Beba de dos meses sobrevivió en el vagón más afectado

Su madre, sujeta con el cinturón de seguridad, la abrazó fuerte y no le pasó nada. A su otro hijo de siete años tampoco. Se salvaron de milagro.

 

El accidente de tren de Santiago de Compostela, dejó a 78 personas muertas, según los últimos datos actualizados.

Pero hubo algunos casos de personas que milagrosamente se salvaron a pesar de ir en el vagón más afectado.

Una beba de solo dos meses, Teresa, es uno de los ejemplos más increíbles. Viajaba junto a su madre y su hermano de siete años. A ninguno le pasó nada.

La niña no tenía un buen viaje, lloraba mucho, así que su madre había caminado durante casi todo el viaje para calmarla.

Ella dice que el cinturón de seguridad le impidió soltar a la niña y que la abrazó con todas sus fuerzas cuando comenzó a descarrilar el tren.

Hubo otras situaciones en las que, por cuestión de suerte o destino, algunas personas perdieron el tren. Es el caso de una joven que perdió el tren y llegó a Santiago de Compostela en ómnibus, donde la esperaba su madre para abrazarla, entre incontenibles lágrimas.

Son historias que terminaron bien, pero hay otras que no tuvieron la misma suerte. Como el caso de dos primas de 20 y 24 años que habían tomado el tren en Orense para encontrarse en Santiago con unos amigos. Este viernes fueron sepultadas. Tres personas fallecidas en el accidente aún no fueron identificadas.  

Dejá tu comentario