Show

Barack Obama homenajea a famosos actores de Hollywood

El presidente de Estados Unidos llenó de estrellas de cine la Casa Blanca, en su última ceremonia de entrega de la Medalla Presidencial.

La tradición comenzó con el presidente Kennedy en 1963, el mismo año en que fue asesinado. Como mandatario saliente, Obama pareció disfrutar con la constelación de estrellas de cine que aceptaron el honor, compartiendo el escenario entre bromas y discursos.

Entre ellos, la periodista de TV y actriz Ellen DeGeneres, anfitriona de su popular programa, manejado con humildad, humor y optimismo. Hizo historia cuando reveló públicamente ser lesbiana. Batió récord de audiencia en 2014, animando la ceremonia del Oscar, al realizar un selfie junto a varios actores.

Le siguió Robert Redford, actor, productor, director y ambientalista. Fundador en 1981 del Instituto Sundance para promover el trabajo de cineastas independientes. Obama destacó su carácter comprometido con el medio ambiente y su apoyo a los parques nacionales.

Otro homenajeado fue Robert De Niro. El presidente elogió su arte honesto y auténtico. Bromeó sobre su fijación con los roles de mafioso. Dijo que “es un mafioso que necesita terapia”. Una carrera que abarca cinco décadas, con varias nominaciones al Oscar y dos estatuillas conquistadas. “De Niro ha creado”, agregó Obama, “retratos ricos y matizados que reflejan el corazón de la experiencia humana”.

Luego le tocó el turno a Tom Hanks, otro actor con dos Oscars en su haber. Obama habló sobre los percances que sufren sus personajes (accidentes de avión, perseguido por piratas, náufrago, héroe de guerra, astronauta accidentado). “Ha honrado los sacrificios de aquellos que han servido a nuestra nación”, dijo el presidente, que remató: “Este escenario ha conseguido conmoverme. Ellos me han ayudado a ser quien soy”.

Dejá tu comentario