Bar, restaurante y boliche: todo, sobre cuatro ruedas

El “Tibet bus” cumple tres años y sigue en expansión. Al bar y boliche itinerante se le sumará un restaurante sobre ruedas. La idea surgió entre amigos.

 

Federico, Matías y Pablo, así se llaman estos tres amigos que hoy llevan adelante un gran emprendimiento: un bar, un boliche y próximamente un restaurante; todo en cuatro ruedas.

La idea, “Tibet bus”, creció en muy poco tiempo y ahora apunta a nuevas expansiones. El ómnibus es trabajado por ellos mismos y tiene todo lo que se necesita para una fiesta:  cocina, baño, sillones y espacio para divertirse.

La decoración llama la atención, y en estos tiempos acelerados, buscar un espacio cálido, cómodo y con energía es importante.

Además de fiestas, el bus es contratado para hacer el servicio de catering para grabaciones de películas y publicidades.

Temas de la nota

Dejá tu comentario