Internacionales Capitolio

Ashli Babbit, muerta en el Capitolio era militar y fan de Donald Trump

Viajó desde San Diego para seguir a su lider. Fue baleada por un guardia y se abrió una investigación. El esposo de la víctima se enteró que estaba en Washington por la TV

subversión Se llamaba Ashli Babbit y el mundo entero la vio este miércoles caer al suelo, tiroteada. La Policía la había abatido durante el asalto al Capitolio de EEUU. Sólo unas horas antes, una emocionada Babbit tuiteaba con ímpetu antes de irrumpir en el edificio gubernamental: "Nada nos detendrá", "la tormenta ha llegado".

La cobertura de los medios fue tan cruenta como lo que estaba pasando allí. Las imagenes son duras,

Embed

Su suegra no se lo podía creer: "Estoy devastada", declaraba al New York Post su suegra, Robin Babbitt, "nadie nos notificó su muerte, nos enteramos por televisión".

Babbit era veterana de la Fuerza Aérea de EEUU. Con 14 años de servicio a sus espaldas, vivía cerca de San Diego, en California, junto a su marido Aaron. Él mismo ha confirmado a la cadena local de San Diego Kusi News que su mujer era una grandísima seguidora de Donald Trump y una "gran patriota" para todo el que la conocía.

La Policía ha iniciado una investigación para esclarecer las circunstancias de su muerte. Un vídeo difundido en los medios muestra a Babbit tendida en el suelo y sangrando profusamente por el cuello. "Nada nos detendrá.... pueden intentarlo, pero la tormenta está aquí y descenderá sobre Washington DC en menos de 24 horas ... de la oscuridad a la luz ", rezaba uno de sus últimos tuits.

Desde hace años, gestionaba un servicio de mantenimiento de piscinas junto con su esposo, Timothy McEntee. El marido de la fallecida habló con una emisora local de San Diego para explicar estos detalles, además de asegurar que era una “gran patriota”.

Explicó que no la acompañó a Washington porque tenía que hacerse cargo de asuntos relacionados con su negocio. En declaraciones a otros medios, llegó a confesar que no sabía que su mujer había viajado a la capital. La suegra de Babbit se mostró menos entusiasta cuando habló con la cadena Fox: “Sinceramente, no sé por qué decidió ir".

Su marido explicó al Washington Post que Babbit estuvo destinada en Afganistán, Irak y Kuwait en los años en los que prestó servicio en las Fuerzas Armadas, donde se conocieron.

Se separaron en 2019 y se reconciliaron y volvieron a casar recientemente. “Era muy firme en sus opiniones, pero también estaba llena de amor y era cariñosa”, aseguró su pareja.

Su vida se desarrollaba en las redes y su muerte también.

Segundos después de recibir el tiro que la abatió, ya circulaban varios vídeos con sus últimos minutos. En uno de ellos, se observa a una turba tratando de pasar por una puerta, hasta que un ruido seco les hace detenerse y un cuerpo cae desplomado.

El jefe de policía de la capital confirmó que el disparo lo ejecutó un agente del Capitolio y que se ha iniciado una investigación para aclarar lo sucedido. En la misma jornada, otras tres personas fallecieron en medio de los altercados.

En la última grabación en la que aparece Babbit con vida, ella mira hacia arriba, al vacío, parece que se le corta la respiración. Tiene el cuello lleno de sangre. A un lado, un grupo de policías armados. Al otro, los seguidores de Trump la apuntan con sus móviles.

Ambos grupos se enzarzan en una pelea de gritos ensordecedores. El último plano es el de la mujer iluminada con una linterna de móvil, para que la grabación tenga mejor luz.

Temas

Dejá tu comentario