BARCO SIGUE RETENIDO

Armada defendió legalidad de procedimiento con buque chino sospechoso de pesca de calamar

Luces encendidas y maniobras específicas fueron tomadas como indicios de pesca. El barco sigue en el puerto, mientras continúa la investigación.

21 de julio de 2022, 13:59hs

A inicios de julio y tras un procedimiento de 12 horas, la Armada Nacional retuvo a un buque de bandera china sospechoso de pesca ilegal de calamar en aguas nacionales. El caso generó polémica porque desde la agencia marítima se dijo que el barco había pescado fuera de territorio y que fue perseguido de manera errónea y sin respetar el protocolo.

Los empresarios sostuvieron que la forma de captura no fue legítima, que no fugaron, que no se avisó a la Dirección Nacional de Recursos Acuáticos (Dinara), que es el órgano rector en la materia, que no es época de pesca de calamar y que fue innecesaria la conducción del buque a puerto.

Sin embargo, la Armada defendió de forma exhaustiva la legalidad del procedimiento este jueves en conferencia de prensa. El comandante de la flota, Mario Vizcay, afirmó que se establecieron varios indicios en los que se ampararon para traer el buque a puerto, como “adoptar acciones evasivas y no cooperativas al intentar impedir ser abordado por la dotación de visita”.

Vizcay explicó que una dotación de la Armada inspecciona el buque y si se constata algún problema o ilícito se apresa. “El buque inicialmente no colabora y no autoriza a subir, y sí colabora 12 horas después”, aseguró.

El comandante de la flota recalcó que el acto evasivo del buque fue decisivo para iniciar la persecución en el marco del protocolo legal vigente. La comunicación con la tripulación de la embarcación fue en inglés y duró casi dos horas, la Armada dio a conocer parte del diálogo.

Andrés Debali, jefe del Estado Mayor de la Flota, indicó que se volvieron a comunicar con el buque de que iba a ser visitado, en el ejercicio de la soberanía sobre las aguas jurisdiccionales. La tripulación reconocía que iba a ser visitada, pero esperaba la autorización de la oficina. De un momento a otro “se va”, afirmó Debali.

Entre los indicios de la pesca ilegal de calamar constatados por la Armada se explica que se estaba en zafra ya que esta va de febrero a agosto, que analizaron las fases de la luna y era propicia para la tarea teniendo en cuenta el nivel de oscuridad y que el barco aparecía en tres artículos de prensa que lo vinculaban con actividad irregular en Argentina y Perú, y que en el área detectaron ballenas que usualmente se alimentan de calamar.

La investigación del caso del buque chino sigue en curso en órbita de la Dinara y de Fiscalía.

“Todo indica que estaba pescando. Cuando nosotros visitamos el buque no constatamos pesca. Fueron 12 horas después de que lo encontramos”, aseguró Vizcay.

Posteriormente, con el buque en el Puerto de Montevideo, la Dinara y Prefectura encontraron 11 toneladas de calamar embolsado en la bodega de víveres; pero de momento la investigación sigue en curso tanto a nivel del órgano rector y encargado de multar la pesca ilegal como de la Fiscalía competente. Luces encendidas y maniobras específicas fueron tomadas por la Armada como indicios de pesca.

NOTA ARMADA BARCO CHINO

Desde la cámara que nuclea a los agentes de pesqueros extranjeros reafirman que el buque no estaba realizando tareas de pesca ilegal de calamar, pero cuestionan la forma en la que se llevó a cabo el procedimiento de la Armada.

CAMARA PESQUERA

El buque en cuestión permanece en el Puerto de Montevideo. La agencia marítima que lo representa informó que la embarcación no está retenida, sino que aguarda por propia voluntad la finalización del sumario que realiza Prefectura.

EMPRESARIO BARCO CHINO

Temas de la nota

Dejá tu comentario