Nacional

Arismendi reconoció errores en la atención a mujer que huía de su marido

Fue el sábado y primero la rechazaron en un refugio y luego le plantearon llevar a su hija al INAU. Finalmente las llevaron a donde debían.

La ministra de Desarrollo Social Marina Arismendi reconoció errores en las primeras respuestas que dieron funcionarios de su cartera ante el pedido de ayuda de una madre que con su hija de seis años huyó el sábado pasado de su casa tras no soportar más las agresiones de su marido.

“Hubo un cúmulo de cosas que no debían haber pasado”, dijo Arismendi a Subrayado este miércoles.

“Ella ahora está bien y está atendida en la situación de violencia de género”, agregó.

La mujer llegó el sábado a la puerta de canal 10 llorando. Dijo que se había ido de su casa, con su hija, y que en la “puerta de entrada” de los refugios del MIDES no la recibieron ni la ayudaron.

Una periodista de Subrayado llamó a la “puerta de entrada” del Ministerio y un funcionario la atendió de muy mala manera. Antes de colgar le dijo que él no se llevaría a su casa a la mujer con la niña y que en todo caso lo hiciera la periodista.

Otra llamada al teléfono del MIDES que atiende a personas en situación de calle provocó que las autoridades buscaran una solución, pero lo que se ofreció fue llevar a la niña al INAU y que la madre pidiera ingreso en un refugio.

La madre no quiso separarse de su hija y se fue otra a la calle. “Una madre no se separa de su hija”, comentó entre lágrimas.

La periodista publicó en Twetter todo lo que pasó y las autoridades del MIDES respondieron. También en el portal de Subrayado se publicó la noticia.

“La periodista hizo lo que tenía que hacer, apeló a las autoridades y al Ministerio para que se tomaran medidas”, dijo Arismendi este miércoles.

Consultada por las primeras respuestas que recibió la mujer y el canal cuando llamó varias veces, la ministra dijo que las cosas tienen que hacerse bien “a pesar de las autoridades y de los funcionarios”.

“No era una situación de calle sino de violencia de género”, dijo Arismendi al señalar el error de los primeros funcionarios de tomar el caso por lo que no era.

“Puerta de entrada respondió de manera, diríamos común, o como si fuera un caso de situación de calle y no de violencia de género”, dijo la ministra.

“El canal de televisión jugó un papel muy importante. Celebro que haya ido a un canal de televisión y que el canal se haya puesto al hombro el tema. Es parte del papel que los medios deben jugar. En vez de esperar a hacer la crónica roja de una mujer muerta, lo que hicieron fue tomar medidas para que esa mujer no tuviera problemas de violencia más graves”, apuntó Arismendi.

“La Comisaría común no es la que atiende estos casos, debería derivarlos. La respuesta de la puerta del MIDES no fue la debida para un caso de violencia de género”, reiteró.

“Haremos todos los esfuerzos para que no vuelva a pasar”, aseguró al final.

Dejá tu comentario