AFP

Arabia Saudita desmiente las acusaciones de espionaje por programa Pegasus

Arabia Saudita ha desmentido las acusaciones de espionaje "infundadas" después de la publicación de una investigación que afirma que varios países utilizaron el programa israelí Pegasus para vigilar a periodistas y activistas de derechos humanos, entre otros.

Arabia Saudita ha desmentido las acusaciones de espionaje "infundadas" después de la publicación de una investigación que afirma que varios países utilizaron el programa israelí Pegasus para vigilar a periodistas y activistas de derechos humanos, entre otros.

"Un alto cargo desmintió las afirmaciones publicadas en la prensa según las cuales un organismo del reino habría utilizado un programa informático para vigilar las comunicaciones", informó la agencia de prensa oficial SPA el miércoles por la noche, sin precisar el nombre del software.

Según esta fuente, cuyo nombre y cargo no se especifican, "estas acusaciones son infundadas" y Arabia Saudita "no aprueba este tipo de prácticas", añadió SPA.

Arabia Saudita figura entre los países en los que se habría utilizado el programa Pegasus para vigilar a periodistas, políticos, activistas de derechos humanos y empresarios, según esta investigación publicada la semana pasada por un consorcio de 17 medios internacionales, incluidos el francés Le Monde, el británicos The Guardian y el estadounidense The Washington Post.

La empresa israelí NSO comercializa el programa de espionaje Pegasus que, una vez introducido en un teléfono inteligente, puede recuperar mensajes, fotografías, contactos e incluso escuchar las llamadas de su propietario.

NSO, acusado de seguir el juego de regímenes autoritarios, asegura que su programa solo se utiliza para obtener información de redes criminales o terroristas.

Arabia Saudita lleva a cabo una implacable represión contra los disidentes y activistas de derechos humanos, sobre todo desde que el príncipe heredero Mohamed bin Salmán tomó las riendas del poder de facto en 2017.

Se acusa al país de acosar a los opositores en las redes sociales e incluso de haber infiltrado topos en Twitter.

El departamento de Justicia de Estados Unidos ha acusado a dos exempleados de la red social de espiar para el gobierno saudí.

bur-ht/aem/bfi/erl/zm

FUENTE: AFP

Temas

Dejá tu comentario