InternacionalesArgentina | corrupción

Ángelo Calcaterra, primo del presidente Macri, admite haber dado coimas al kirchnerismo

Ante el juez ratificó los hechos anotados en el cuaderno del chofer Oscar Centeno. Busca acogerse a la figura del arrepentido para quedar en libertad.

Ángelo Calcaterra, primo de Mauricio Macri, admitirá este lunes ante la justicia argentina haber pagado coimas para que su empresa constructora ganase licitaciones durante los gobiernos kirchneristas.

El nombre del empresario apareció en los cuadernos de anotaciones de Oscar Centeno, el chofer del Ministerio de Planificación encargado de transportar las coimas.

Allegados a Calcaterra confirmaron que el empresario reconocerá el pago de sobornos, pero no las cantidades registradas por el chofer. Dirá que los montos son inferiores a los que salieron publicados.

Este lunes a primera hora, se presentó ante el juez Bonadio para manifestar su intención de colaborar con la investigación.

Le dijo a modo de adelanto que fue coaccionado por funcionarios del kirchnerismo para aportar dinero para la campaña electoral.

Calcaterra era propietario de la constructora Iecsa. Esta empresa tuvo a su cargo entre otras obras la construcción del Soterramiento del Tren Sarmiento un contrato de 3.000 millones de dólares.

También fue dirigido a Comodoro Py este lunes Javier Sánchez Caballero, exCEO de Iecsa, quien fuera detenido la semana pasada acusado de pagar 8 millones de dólares en sobornos.

Sánchez fue trasladado esta mañana a los tribunales para ampliar su declaración y se convertirá también en imputado colaborador para lograr su libertad.

La estrategia de Calcaterra y del exCEO de Iecsa es parte de un acuerdo que negociaron con la Justicia durante el fin de semana. Ambos declararán ante el fiscal Carlos Stornelli y el juez Bonadio.

La empresa Iecsa fue adquirida el año pasado por el grupo empresario que comanda Marcelo Mindlin, dueño de Edenor, que desplazó a Sánchez Caballero y ubicó en ese lugar a su hermano Damián.

Iecsa también quedó envuelta en la investigación de Odebrecht, por sus ramificaciones en la Argentina.

Ya con conocimiento de que los hechos involucraban a Calcaterra, el viernes último Macri habló del caso de los cuadernos de la corrupción.

"Que la Justicia nos demuestre que no hay impunidad", dijo durante el acto de relanzamiento de un plan de créditos de Anses para jubilados.

“Hay un grupito que se sienten los dueños del poder, que están por arriba de todo. Y nos quieren hacer creer que esto no tiene arreglo. Y en los últimos días hemos visto noticias que, si se confirman, si la Justicia las confirma, son muy negativas en términos de confianza. Porque cuando uno escucha hablar de cuadernos, cuesta creer que podamos todos juntos construir una Argentina distinta, en la que todos estemos dentro de la ley”, concluyó.

Dejá tu comentario