Internacionales

"Ángeles de la Muerte": las prostitutas de Nigeria retratadas por Ton Koene

Cada noche al menos cinco hombres las someten sexualmente sin ningún tipo de cuidados. Los hombres pagan más por las más pequeñas.

Las prostitutas del barrio de Badia, una enorme villa miseria en Nigeria, ofrecen sus servicios a dos dólares por cliente. Apodadas con el nombre de “Ángeles de la Muerte”, viven en ínfimas habitaciones distribuidas en un pasillo de tablas de madera vieja.

En este suburbio de África Occidental, cada mañana amanece una mujer con la mirada perdida. Cada noche al menos cinco hombres las someten sexualmente sin ningún tipo de cuidado. Los hombres pagan más por las más pequeñas.

Ellas no solo se enfrentan a enfermedades y al virus de VIH, también sufren violaciones, secuestros, robos y, en definitiva, extrema violencia machista.

Los hombres son conscientes que las mujeres están enfermas, sin embargo no usan anticonceptivos como el preservativo, lo cual lleva a que se produzcan una gran cantidad de embarazos e infecciones. El 80% de los infectados de VIH no tienen acceso a ningún tipo de tratamiento médico ni a medidas de prevención que impidan que el virus se siga contagiando.

“Las Ángeles de la Muerte” fueron conocidas gracias a Ton Koene, fotógrafo documental que se encarga de retratar sus rostros.

Nigeria tiene una población de aproximadamente 174 millones de habitantes y es el tercer país con mayor número de personas con sida en el mundo, cerca de 2.9 millones de personas padecen esta enfermedad.

Las mujeres nigerianas son, además, las principales víctimas de trata. Miles de ellas viajan engañadas a Europa con la promesa de una vida diferente. Muchas son menores de edad, víctimas de violación y están obligadas a pagar las deudas del viaje que cuestan más de 45.000 euros.

Dejá tu comentario