Política justicia | Demanda civil | Carolina Pozzolo | ANEP

ANEP condenada a pagar US$ 123.000 a familiares de maestra muerta por hantavirus en escuela rural

María Inés Ayala, jueza letrada de Mercedes, resolvió que el hijo de la docente reciba una renta mensual hasta que cumpla 21 años.

La información sobre el juicio contra la Administración Nacional de Enseñanza Pública fue publicada este jueves por el semanario Búsqueda.

El caso se remonta al año 2017. En marzo, Carolina Pozzolo asumió una suplencia por tres días en Escuela Rural Nº 100 Santa Clara, de Soriano.

A los 24 años, llevaba un año titulada como maestra y tenía un hijo de pocos meses.

Su primer tarea consistió en la limpieza de un local para su utilización en actividades escolares. Llevó a cabo la tarea sin protección (máscara, guantes), ni contaba con hipoclorito.

El local llevaba cerrado desde diciembre del año anterior. En los alrededores hay silos. Adentro había colchones en desuso. Se detectó además veneno para ratas.

Siete semanas y cuatro dìas después, comenzó a tener síntomas de hantavirus, una enfermedad que trasmiten los roedores. Su estado se agravó y murió.

Pese a la negativa de ANEP a asumir la responsabilidad de hecho, argumentando que el lugar estaba libre de ratas, la familia de Pozzolo inició una demanda civil por daños y perjuicios.

El jueves 15 de noviembre, la justicia falló a favor de la demanda,

En principio ANEP deberá pagar 123.000 dólares a la familia: 40.000 para el niño, 28.000 para la pareja de la maestra, 25.000 para la hermana y 30.000 para la madre.

Además, el hijo de la maestra recibirá una renta hasta los 21 años equivalente al 25% del salario que percibiría la docente.

Rafael García, abogado del estudio Rueda, Abadi & Pereira, dijo que le llamó "mucho la atención" la falta de protocolos de ANEP para el mantenimiento de escuelas rurales.

El argumento de la demanda se fundó en que ANEP actuó de manera "culpable y negligente" al "exponer a la maestra al riesgo que terminó desencadenando su muerte".

Por otra parte, la limpieza no era de las tareas de una maestra.

ANEP entendió que Pozzolo se debió contagiar en otro lado, no en la escuela. Negó que el centro de estudios estuviera en malas condiciones de higiene y que hubiera un nexo epidemiológico con el hantavirus atribuido por el MSP. No hubo otros casos, justificó la entidad educativa.

Dejá tu comentario