SociedadANCAP | redes sociales

Ancap gastó más de un millón de pesos en 12 sillas y explicó por qué son tan caras

La situación generó un debate en las redes sociales y la reacción de políticos de la oposición.

Una factura a nombre de Ancap que detallaba la compra de "12 sillas giratorias de gran resistencia", se hizo viral en las redes sociales y desató polémica en torno a si se trataba de una factura real o no.

Subrayado se comunicó con Ancap y desde el ente confirmaron que se trataba de una factura real y añadieron que la compra había sido efectuada hace pocos días.

"Son sillas para la Refinería, especiales para la sala de control, que dan cumplimiento a los estándares de condiciones laborales", fue la respuesta que brindaron desde la petrolera.

En un comunicado publicado este jueves al mediodía, Ancap confirmó que la compra es real y explicó que se trata de sillas especiales, previstas para un uso continuo, 24 horas al día.

Las explicaciones no conformaron a políticos de la oposición. El senador Álvaro Delgado del Partido Nacional dijo que el representante blanco en el directorio de Ancap, Diego Labat, no estuvo de acuerdo con gastar ese dinero en las 12 sillas.

Embed

POLÉMICA

Lo que más llamó la atención de los internautas era el monto. El documento especificaba que la petrolera estatal pagó más de un millón de pesos -exactamente $ 1.111.571- por la compra del mobiliario. Esto equivale a $ 75.927 más IVA por cada silla.

Aclarado que se trató de una compra real, muchos usuarios de internet manifestaron su malestar por lo exorbitante del gasto y otros ironizaron con la situación

COMUNICADO COMPLETO DE ANCAP

“A raíz de las consultas que se recibieron sobre la compra de 12 sillas para la Refinería de la Teja, ANCAP informa y comunica dicha decisión.

Las sillas adquiridas para el centro de control de la refinería de la Teja son una herramienta de trabajo importante y adecuada para el desarrollo de las funciones de los operadores.

A diferencia de otras sillas ergonómicas de oficina tradicionales, están especialmente diseñadas para realizar un trabajo de 24 horas en tres turnos y asegurar una buena durabilidad.

Estas sillas no son de uso común y se utilizan en otras plantas industriales y en trabajos de similares características.

Esta inversión surge a raíz del relevamiento de las necesidades encontradas de garantizar las condiciones de trabajo de las personas que se desempeñan en la sala de operaciones, en línea con estándares internacionales de salud ocupacional.

En el centro de control de la Refinería de La Teja se monitorea en forma permanente toda la operativa de la planta industrial.

ANCAP mantiene su compromiso de brindar información de calidad”.


Embed
Embed

Embed

Dejá tu comentario