Política ANCAP | Refinería de La Teja

ANCAP detiene la operación de todas las plantas del país, incluida la refinería de La Teja

El presidente de ANCAP dijo a Subrayado que este martes importarán combustible para asegurar el abastecimiento. 

El directorio de ANCAP resolvió “por razones de seguridad detener la operación de todas las plantas del país, incluyendo la refinería de La Teja ”, informa la empresa petrolera estatal en un comunicado publicado este lunes de tarde.

La medida obedece al paro total de actividades que anunció el sindicato de funcionarios de ANCAP y que por primera vez desde 1973 afectará a la refinería de La Teja, sin guardia gremial.

“Esta medida afecta principalmente la producción de combustibles y el despacho en el día de mañana. ANCAP cuenta con inventarios para sostener el suministro a la población por varias semanas siempre y cuando sea posible restablecer la operación normal de la refinería luego del proceso de puesta en marcha”, dice el comunicado del Directorio de la estatal de combustibles, y anuncia que “ya ha dispuesto lo necesario para, eventualmente, iniciar trámites de importación de combustibles”.

El presidente de ANCAP Alejandro Stipanicic aseguró en nota con Subrayado que este martes comenzarán a importar combustible para asegurar el abastecimiento.

Sobre el conflicto, dijo que se mantendrá el diálogo con el sindicato y que "no se entiende" la medida de paro total, incluida la refinería de La Teja.

CONFLICTO

“Este conflicto ocurre en el marco de un proceso de negociación en curso y, particularmente, luego que ANCAP denunciara el convenio marco debido a reiterados y persistentes incumplimientos del sindicato y del apartamiento de los objetivos esenciales del mismo”, dice el comunicado del Directorio.

“Desde el 11 de agosto, el impacto de las medidas sindicales en ANCAP supera una pérdida de USD 600.000. Desde entonces la Administración solicitó en 39 oportunidades el otorgamiento de guardias gremiales para la continuidad de algunas operaciones y más de la mitad (21) fueron negadas por el sindicato”, aseguran las autoridades.

“ANCAP lamenta profundamente la gravedad de la decisión tomada por FANCAP que tendrá un impacto económico y ambiental relevante y aún indeterminable, en una situación que tiene como antecedente similar más cercano en el tiempo a las medidas sindicales de julio de 1973 en circunstancias sociales del país que no son para nada comparables”, agrega el comunicado.

Dejá tu comentario