InternacionalesArgentina | Anarquistas

Anarquista argentina en CTI tras estallarle bomba en las manos durante un atentado

El objetivo era hacer explotar la tumba de Ramón Falcón, un célebre represor asesinado hace 109 años por radicales.

Un grupo de anarquistas argentinos tramaron un insólito atentado contra la tumba del coronel Ramón Falcón en el cementerio de La Recoleta, pero todo salió mal.

Falcón era un personaje casi olvidado por la historia, asesinado por anarquistas hace 109 años.

Y en la víspera, un grupo de émulos de aquellos activistas sociales montó un operativo para resignificar aquel atentado.

La situación derivó en una catástrofe y en una alerta roja para los servicios de seguridad.

Hay trece detenidos y una de las atacantes perdió tres dedos y presenta varias heridas de entidad. Se encuentra en un CTI en coma inducido porque le estalló la bomba en las manos.

El cómplice Rodríguez fue trasladado al Departamento Unidad de Investigación Antiterrorista (DUIA) de la Policía Federal Argentina (PFA), donde quedó detenido.

La Policía realizó varios allanamientos luego del episodio, uno de ellos en el bario porteño de San Cristobal. Se incautaron materiales usados en explosivos en una vivienda vinculada a la organización.

El ataque tuvo lugar el miércoles sobre las 18 horas. En el mausoleo quedaró tirada Anahí Esperanza Salcedo, de 34 años. No llegó a colocar el explosivo a gas. La bomba le rebanó tres dedos de la mano.

RAMON-FALCON-4.jpg
Sangre en el suelo, al lado del mausoleo que recuerda a Falcon en el cementerio de Recoleta
Sangre en el suelo, al lado del mausoleo que recuerda a Falcon en el cementerio de Recoleta

Presentaba quemaduras y traumatismo en el rostro, y lesiones en los brazos, producto de la deflagración. Además, quedaron comprometidas las vías respiratorias

Poco después detuvieron a su acompañante, Hugo Alberto Rodríguez, de 38 años.

Ambos estaban disfrazados con pelucas y lentes para evadir las cámaras de seguridad.

Néstor Roncaglia, jefe de la Policía Federal, contó en qué está la investigación. “Tenemos secuestrado pólvora, mechas, elementos para fabricar bombas caseras o explosivos caseros como caños, amoladoras".

Ahora trabajan con el servicio de información e inteligencia para saber qué alcance tiene esta organización, y si planeaban otras acciones.

El atentado puso la lupa sobre la primera detenida, Anahí esperanza Salcedo. A través de sus redes sociales descubrió el movimiento anarquista detrás de la bomba.

La victima de la explosión vive en el partido de Malvinas Argentinas.

En sus redes sociales, la joven publica imágenes con el signo de la anarquía y se define como "anti policía".

Además, reivindica las figuras de la anarquista argentina Soledad Rosas que se suicidó en Italia y de Santiago Maldonado.

La figura de Soledad Rosas cobró gran notoriedad en las últimas semanas por una película -biopic- dirigida por Agustina Macri, hija del presidente.

En Facebook, la joven internada invita a sus seguidores a participar de una festival de cine anarquista y de una serie de "jornadas anárquicas" en las que hay charlas y talleres sobre "autodefensa y combate", "ginecología natural" y "veganismo y anarquismo".

También cuestiona por igual a Macri y los Kirchner.

Los acusa de lucrar con las historias de vida de Santiago Maldonado y Soledad Rosas.

La hija del matrimonio presidencial Florencia Kirchner participó del documental de la vida de Maldonado, el joven artesano que murió ahogado en el Río Chubut.

"Nuestras historias y nuestras luchas no son guión para sus productos, novelitas y documentales burgueses", publica en su Facebook.

QUIÉN ERA FALCÓN

El coronel Ramón Falcón fue asesinado el 15 de noviembre de 1909. Grupos radicales montaron una venganza por la feroz represión del 1° de mayo, en el que murieron ocho personas.

Fue el anarquista ruso Simón Radowitzky quien lanzó una bomba contra su auto en la intersección de las calles Quintana y Callao.

En el atentado murió Falcón y a su secretario, Alberto Lartigau.

Falcón había creado un sistema de espionaje político importante para la época y contaba con un grupo de policías a caballo -apodado "los cosacos"- que reprimía con particular violencia a militantes de izquierda.

Dejá tu comentario