PolicialesGabriel “Toro” Fernández

Analizan prisión domiciliaria para "El Toro" Fernández

Paralelamente, la familia de la joven atropellada iniciará una demanda civil para que el deportista pague sus gastos médicos de por vida.

La fiscalía analiza pedir prisión domiciliaria para el futbolista de Peñarol Gabriel "El Toro" Fernández, mientras a nivel de la justicia civil, la familia de la víctima del accidente le inicia una demanda para que pague los gastos médicos de la joven Romina de por vida, informa este jueves El País.

La formalización será este viernes por la tarde.

La nota establece otras medidas para Fernández: prohibición para manejar por 120 días, retención del pasaporte y fijación del domicilio.

Sin embargo Montevideo Portal desmiente esta información y agrega que la demanda civil contra el deportista podría totalizar una cifra cercana a 1.4 millones de dólares.

Alejandro Machado, del Ministerio Público y Fiscal, considera que el fallo del juez debe prohibir los viajes al exterior del jugador con su equipo. También dijo a Montevideo Portal que podría solicitar que permanezca en su casa por las noches.

Actualmente Peñarol tiene compromisos internacionales por Copa Libertadores.

La situación legal de Fernández hace peligrar el futuro profesional del deportista.

Fernández había firmado un contrato con Celta de Vigo y se suponía que a mitad de año se iría a la Liga de las Estrellas.

La situación de Romina Fernández, la víctima de atropellamiento, sigue siendo muy grave.

Está en CTI en estado vegetativo y el próximo miércoles se le practicará una intervención quirúrgica.

Según El País, se le instalará una válvula en el cráneo para drenar líquido.

Juan Fagúndez, abogado de la familia, adelantó que se le iniciará una demanda al futbolista por daños y perjuicios.

"El Toro" Fernández hizo una oferta económica, dijo Fagúndez, pero fue consideraba absolutamente insuficiente.

"La familia no quiere hacer un negocio de esto", agregó. "Pero dado el estado de Romina necesitará mucho dinero para cubrir su atención".

El reclamo es un estimativo mensual de los gastos de salud que implicarán equipamiento, honorarios de fisioterapia y otros insumos, multiplicado por la expectativa de vida de la joven: 50 años.

En la madrugada del 29 de diciembre de 2018, Romina Fernández, entonces de 18 años, cruzaba en la esquina de Luis Alberto de Herrera esquina Sancho Panza, cuando fue atropellada por el coche conducido por el deportista.

Romina se encontraba e la senda peatonal, a pocos centímetros de cordón de la vereda. Estaba a punto de tomar un taxi en el momento del accidente. Había estado reunida con amigos en una plazoleta ubicada en esa zona, cerca del shopping Nuevo Centro.

El coche de Fernández avanzaba por esa avenida a una velocidad estimada de 60 km/hora, cuando el máximo permitido era de 45 km/hora, de acuerdo al informe pericial.

La investigación arrojó que hubo una frenada que insumió 16 metros. A posteriori de la colisión, el futbolista efectuó "una maniobra evasiva compleja" de frenado y viró a la izquierda, invadiendo la senda de circulación en sentido contrario para luego retornar hacia su senda hasta detenerse algunos metros más allá.

Dejá tu comentario