Amodio Pérez pretende cobrar US$300.000 al Estado por prisión indebida

Estuvo preso 360 días acusado de delatar y participar de interrogatorios en los meses previos a la derrota de los tupamaros.

El exintegrante del MLN, Héctor Amodio Pérez, reclama US$ 300.000 al Estado por prisión indebida, daño moral y lucro cesante. 

En total, estuvo 360 en prisión. 

La demanda superó el tribunal de Apelaciones y llegó hasta la Suprema Corte de Justicia, que terminó otorgando la razón al exguerrillero.

Amodio reclama 10.153 pesos por cada día de privación de libertad, señala El País.

El 13 de diciembre tendrá lugar una audiencia de conciliación, informó Andrés Ojeda, abogado del extupamaro.

En agosto de 2015 fue procesado por la justicia de 16° turno a raíz de delitos de privación de libertad en el año 1972.

Varios integrantes del MLN acusaron a Amodio de haber salido a la calle con miembros de las Fuerzas Conjuntas a señalar integrantes de la guerrilla o gente vinculada a la organización.

Incluso algunos testimonios aseguraron que vestia de militar y participó de sesiones de interrogatorio en las cuales hubo apremios físicos a los detenidos.

Uno de los que acusó directamente a Amodio fue Julio Marenales, uno de los dirigentes históricos. Lo responsabilizó de su detención en la exavenida Larrañaga y Emilio Raña, un evento en el que hubo un tiroteo a escasos metros de un colegio.

"Yo sabía que estaba en una zona en la que él (Amodio) estaba marcando gente porque había compañeros que lo habían visto. Me arriesgué y tuve mala suerte", dijo Marenales antes de entrar al juzgado.

"Iba en un camello (vehículo militar) y me marcó. Yo tiré una granada que no explotó y me tiraron 14 tiros, tres tengo arriba. Además, me lo confirmó el capitán Tabaré Camacho. Yo le dije sáqueme los ojos si no era Amodio Pérez y él me dijo que sí, que era él".

Amodio negó los hechos y dijo estar allí porque en ese momento estaba preso en el Batallón Florida e iba a a ver a su madre que estaba enferma.

Julio Listre, Pascual Quartiani y Carlos Martel también acusaron al exjefe tupamaro de haberlos señalado.

Las acusaciones no fueron concluyentes y al cabo de un año Amodio quedó libre y pudo volver a España, país en el que estaba radicado desde 1974.

 

 

 

 

Dejá tu comentario