Nacional

Almagro pidió a embajador Dovena que no se meta en temas internos

El diplomático argentino dijo que se arrepiente de sus declaraciones, que no volverá a pasar y que le pedirá disculpas a Tabaré Vázquez.

 

El canciller Luis Almagro reveló este martes en el Parlamento que el jueves pasado, cuando leyó las declaraciones del embajador argentino, Dante Dovena, en el semanario Búsqueda, lo llamó para exigirle que no vuelva a "entrometerse" en los asuntos internos de Uruguay.

Según Almagro, el embajador argentino mostró "arrepentimiento", dijo que no lo volvería a hacer y le adelantó que un futuro encuentro con el ex presidente Tabaré Vázquez (2005-2010) le pedirá disculpas por sus comentario.

Dovena dijo que no le creyó a Vázquez cuando a fines del año pasado dijo que se retiraba de la política pública. También dijo que esperaba que cumpliera con su palabra, lo que se entendió como un deseo de que el ex mandatario no vuelva a la política activa y que, mucho menos, sea otra vez candidato a la Presidencia de la República por el Frente Amplio en las elecciones de 2014.

El embajador argentino también exigió, en la entrevista con Búsqueda del jueves 7, que los jerarcas del gobierno uruguayo que hablaron de supuestas coimas en la negociación por el dragado del canal Martín García presenten sus pruebas o se retracten.

Almagro fue convocado este martes al Senado en régimen de comisión general para que explique en qué están los distintos temas de negociación con Argentina, entre ellos el canal Martín García y las restricciones comerciales a las exportaciones uruguayas con destino a Argentina.

El senador Luis Alberto Heber (Partido Nacional) le exigió al canciller conocer las actas de la Comisión Administradora del Río de la Plata (CARP) para saber qué fue lo que planteó la delegación uruguaya respecto a un eventual intento de coima a los funcionarios uruguayos para favorecer a la empresa RíoVía en la contratación del dragado.

Almagro dijo que una desgrabación de las actas ya está en poder del Tribunal de Cuentas de la República (TCR) para su análisis. 

Por su parte, el jefe de gabinete de la Cancillería, Francisco Bustillo (ex embajador de Uruguay en Buenos Aires) negó que haya recibido un intento de soborno para favorecer a RíoVía.

Este episodio fue relvelado por el embajador itinerante Julio Baraibar, semanas atrás, en declaraciones a radio Uruguay (pública). Por decir eso Baraibar renunció a su cargo, aunque el presidente José Mujica no se la acpetó.

Dejá tu comentario