Nacional

Almagro citado al Parlamento 2 veces por el acuerdo de Guantánamo

Por unanimidad (también votó el Frente Amplio) el Senado convocó al canciller a la Comisión General. Lacalle Pou ya lo había citado a una Comisión de Diputados.

 

El canciller Luis Almagro deberá ir dos veces al Parlamento para explicar el acuerdo que anunció el presidente José Mujica para acoger en Uruguay a cinco o seis presos de la cárcel de Guantánamo que serán liberados por Estados Unidos en breve.

Primero lo convocó el diputado y precandidato del Partido Nacional a la Presidencia, Luis Lacalle Pou, a la Comisión de Asuntos Internacionales de la Cámara de Representantes. La citación es para el próximo viernes.

Pero desde el Partido Nacional, el senador Sergio Abreu (también precandidato a la Presidencia) convocó este martes al canciller para que asista en régimen de Comisión General a dar explicaciones sobre el acuerdo con Estados Unidos.

La citación fue firmada por los senadores de la oposición -blancos y colorados- y votada por unanimidad, es decir, también por los legisladores del Frente Amplio.

Así las cosas, Almagro deberá ir a dar explicaciones sobre la llegada de presos de Guantánamo tanto a Diputados como al Senado, aunque cabe la posibilidad de que el canciller solicite unificar las comparecencias.

La oposición cuestiona a Mujica y al gobierno todo por acordar con el presidente Barack Obama el envío a Uruguay de personas presas en Guantánamo.

A su vez, la organización judía B'Nai B'rith planteó este lunes sus reservas a la embajadora de Estados Unidos en Uruguay, y apoya a la oposición para que el Parlamento evite la iniciativa.  

Obama pretende cerrar definitivamente esa cárcel, instalada en el extremo oriente de Cuba, y pidió ayuda a 18 países (entre ellos Uruguay) para que reciba en calidad de refugiados a varias de las personas allí detenidas.

La oposición en Uruguay se niega a que el país se transforme en una segunda cárcel internacional de Estados Unidos, pero Mujica ha dicho que esa no es la intención.

El presidente dijo que los presos serán liberados por Estados Unidos y cuando lleguen a Uruguay solicitarán refugio. Una vez en el país podrán quedarse o irse si así lo desean. Serán libres y el gobierno no les va a impedir que crucen la frontera hacia otro país.

En un principio es intención de Estados Unidos que los presos liberados permanezcan por lo menos dos años en el país que los recibe, en este caso Uruguay. Pero Mujica ya dijo que no los retendrá contra su voluntad. Si quieren irse de Uruguay podrán hacerlo.

La oposición también ha cuestionado la peligrosidad que pueden tener estos refugiados, teniendo en cuenta que fueron detenidos (secuestrados dicen los organismos de derechos humanos) por su presunta vinculación con redes terroristas, entre ellas la de Al Qaeda.

Mujica, el vicepresidente Danilo Astori y el ministro del Interior, Eduardo Bonomi, han dicho en las últimas horas que los presos liberados que llegarán a Uruguay no son peligrosos. Se basan en información de Inteligencia que proporcionó Estados Unidos y en datos recogidos por enviados de Mujica a Guantánamo y a Cuba.

La comunidad internacional ha denunciado desde hace años la violación de derechos humanos en la cárcel de Guantánamo por parte de Estados Unidos, desde detenciones sin justificación hasta la prisión sin acusación fiscal ni juicio de por medio.

Mujica dijo que para colaborar con el cierre de esa prisión es que aceptó el envío a Uruguay de cinco (pueden ser seis, según supo Subrayado) presos de Guantánamo.

La oposición coincide con la necesidad de cerrar esa cárcel, pero cuestiona que se envíen presos a Uruguay. Entiende que deberían ser enviados a su país de origen y duda de la peligrosidad que puedan representar para la sociedad uruguaya.

Dejá tu comentario