Internacionales

Algunos acontecimientos que cambiaron el mundo en 2018

El caos del Brexit, la migración en América, del brutal asesinato del periodista saudí Jamal Khashoggi, y de la reunión de Trump con Kim Jong Un.

Durante 2018 la negociación del Brexit se ha convertido en un caos de impredecibles consecuencias que amenaza con un divorcio sin acuerdo y con alterar las elecciones europeas.

La mayoría de la Cámara de los Comunes sigue en contra del acuerdo, especialmente por el polémico "backstop" irlandés, la salvaguarda para evitar frontera dura en Irlanda, el principal escollo para que los euroescépticos apoyen el pacto.

En Venezuela más de cuatro millones de ciudadanos, 13% de la población del país, ha cruzó a países vecinos o lo intentó durante 2018.

La mayoría lo hicieron a pie atravesando las fronteras terrestres con Colombia y Brasil para quedarse allí o avanzar hacia Ecuador, Perú o Chile.

Es la mayor crisis migratoria de Latinoamérica y, si la tendencia continúa, en 2019 ya habrá más de cinco millones de venezolanos repartidos por toda la región.

Emmanuel Macron marcó un récord en 2018 de caída de popularidad.

El presidente francés, acorralado por las protestas de los chalecos amarillos, termina el año en una situación tremendamente delicada. Las medidas anunciadas por el Gobierno para calmar las protestas no convencieron a los miles de integrantes de este fenómeno social que ha provocado la peor crisis política en Francia desde Mayo de 1968.

Días después de burlarse en una entrevista de los 'esfuerzos' de Arabia Saudí para combatir el Islam político, el periodista disidente Jamal Khashoggi desapareció en el consulado saudí en Estambul, donde había acudido para recoger unos documentos que necesitaba para casarse con su novia turca.

Su desaparición, refutada inicialmente por Riad, terminó concretándose como un cruel asesinato: el periodista, que vivía exiliado en Estados Unidos, fue estrangulado nada más entrar en el consulado y su cuerpo descuartizado a continuación en una operación "premeditada".

La CIA concluyó en noviembre que el príncipe heredero de Arabia Saudí, Mohamed bin Salmán, ordenó el asesinato del periodista, según reveló 'The Washington Post', diario para el que trabajaba Khashoggi.

Fue una cumbre histórica que cogió por sorpresa al mundo entero. Precedidos por un deshielo con el enemigo (Corea del Sur) y el aval de China, el 12 de junio, en Singapur, el presidente de EEUU, Donald Trump, y el líder norcoreano, Kim Jong Un, mantuvieron el primer encuentro entre mandatarios de ambos países desde la guerra de Corea (1950-1953). Pese al optimismo inicial, en el teatro de operaciones no se han registrado grandes avances. No obstante, fue una forma de rebajar la tensión en un conflicto que amenazaba con desbordarse en cualquier momento.

La era de los Castro llegó a su fin. El año 2018 marcó un relevo histórico en Cuba. El 19 de abril, Raúl cedió el mando al vicepresidente Miguel Díaz-Canel, el primer líder que no pertenece a la 'generación histórica' y el primer presidente de la Revolución sin el apellido Castro. Raúl ya había sucedido en 2008 a Fidel, que murió ocho años después. Su legado se divide entre algunos cambios de gran trascendencia social y la imposibilidad de reforma económica.

Un despliegue militar sin precedentes en la frontera para frenar lo que considera una "invasión" y la amenaza de cerrarla definitivamente. Esa ha sido la reacción de Donald Trump ante la caravana de miles de migrantes centroamericanos que intentan entrar en Estados Unidos. Todo comenzó a mediados de octubre, cuando unas 1.300 personas partieron desde San Pedro Sula (Honduras) hacia EEUU. A su paso por Honduras, Guatemala y México se sumaron otras miles hasta conformar una gran caravana de migrantes nunca vista en la región.

Ahora, la primera caravana que partió de Honduras en octubre se encuentra bloqueada en Tijuana, una ciudad del norte de México, a escasos metros de territorio estadounidense.

Tal y como venía anunciando desde su llegada al poder, Donald Trump canceló unilateralmente el decisivo pacto firmado en 2015 entre el Grupo 5+1 (EEUU, Rusia, China, Reino Unido y Francia más Alemania) y la República Islámica, destinado a contener sus actividades atómicas a cambio de un alivio de las sanciones.

Y lo hizo pese a que el resto de potencias firmantes insistió en la necesidad de mantener el acuerdo y la ONU reiteró su apoyo al denominado Plan de Acción Integral Conjunto. El presidente de EEUU aseguró -sin aportar evidencias adicionales y aparentemente basándose en los documentos hechos públicos días antes por el primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu- que Irán mantiene un programa nuclear.

Mientras, Europa sigue luchando por mantenerlo.

Dejá tu comentario