Deportes Mundial 2014

Alemania-Argentina: el mejor ataque versus la mejor defensa

Los dos equipos han ganado por mérito propio estar en la final del domingo a las 16 horas. Será una constelación de estrellas, dijo el DT germano, Joachim Low

El director técnico del seleccionado de Alemania , Joachim Low, advirtió que la final que sostendrá su equipo contra la Argentina este domingo, por la Copa del Mundo Brasil 2014 será "una constelación" de estrellas del fútbol mundial.

"Europa contra Sudamérica. Una magnífica constelación", dijo Low, luego de la victoria que la Argentina obtuvo sobre Holanda por penales (4-2) en la segunda semifinal disputada en la ciudad de San Pablo.

"Argentina es fuerte defensivamente, compacto, bien organizado", dijo el entrenador alemán, en declaraciones que reprodujo la agencia DPA.

"En ataque tienen jugadores extraordinarios como (Lionel) Messi e (Gonzalo) Higuaín. Nos vamos a preparar bien y nos alegramos del partido en Río", describió el DT del equipo germano, que el martes último aplastó por 7-1 a Brasil.

La Argentina y Alemania jugarán el domingo en el estadio Maracaná de Río de Janeiro su tercera final en Copas del Mundo. El conjunto albiceleste, de la mano de Diego Maradona , se impuso por 3-2 en la final de México 1986. Alemania se cobró revancha en Italia 1990, con un 1-0 a partir de un polémico penal.

A su manera, son los dos mejores equipos del campeonato. Argentina es la defensa menos vencida y Alemania el equipo más goleador.

En eficacia goleadora, los alemanes son superiores a los argentinos, con 17 tantos frente a 7 de los sudamericanos.

La final también será un duelo de goleadores con Thomas Müller y Lionel Messi sobre el césped. El alemán cuenta en su haber con 5 tantos, uno más que el argentino, que ha perdido protagonismo según ha avanzado el torneo. Klose, el artillero más eficaz de todas las ediciones disputadas, e Higuaín, respectivamente, les acompañarán en ataque.

En defensa las cosas no serán fáciles para todos. Alemania tiene al mejor arquero del torneo y probablemente al mejor del mundo: Manuel Neuer, del Bayern Múnich.

Enfrente estará “Chiquito” Romero, muy cuestionado antes del Mundial (jugó sólo 10 partidos oficiales en el año por el Mónaco, su actual club), pero ahora envalentonado por el heroica actuación en los penales ante Holanda. Los dos han mostrado muy buenas condiciones durante el torneo.

Las líneas de zagueros de ambos equipos también son incuestionables. El DT argentina Alejandro Sabella construyó su equipo de atrás para adelante y los resultados están a la vista: solo ha recibido tres goles en todo el campeonato.

Garay ha sido un puntal y con la llegada de Demichelis la defensa no hizo otra que ordenarse más y afianzar su seguridad. Por los costados están Marcos Rojo y Zabaleta, dos jugadores con mucha ida y vuelta, de excelente actuación en Brasil 2014.

Alemania tiene una defensa que aún no ha sido exigida a fondo. Lahm, Hummels, Boateng y Höwedes son figuras mundiales, especialmente el primero, un polifuncional clase A.

La prensa especializada informa que el central Mats Hummels podría no llegar a la final por culpa de una tendinitis en su rodilla derecha.

Pero lo más probable es que la clave del partido sea esté en el mediocampo donde los alemanes han brillado, como ante Brasil o ante España, equipos de élite a los que han goleado sin piedad.

Se trata de un mediocampo con gran dinámica, equilibrio y rotación de sus futbolistas. Schweinsteiger, Kroos, Khedira y Ozil han hecho un mundial redondo. A lo mejor se notaron más las largas ausencias de Özil por la intensidad mostrada por el equipo.

Enfrente estará Leo Messi, el gran desnivelador por fuera de los sistemas tácticos. Ante Holanda sintió la marca personal y casi no se vio, y su rendimiento se ha visto apocado conforme han pasado las etapas del campeonato. Junto a él brilla Mascherano en su función de todo terreno y líder espiritual del grupo.

El capitán Messi – la némesis de Masche- tiene el domingo la oportunidad de recibirse de ídolo de los argentinos, con todo lo que ello conlleva. Nuevamente, las comparaciones con Diego Maradona serán inevitables.

Temas

Dejá tu comentario