Internacionalesaborto | Argentina | Alberto Fernández | Papa Francisco

Alberto Fernández anunció ley de aborto y fue criticado por el arzobispo de La Plata

Alberto Fernández ya dejó sentado que en los primeros meses de gobierno aprobará una norma para interrupción del embarazo. Se escucha la voz de papa Francisco detrás de las críticas

El presidente electo de Argentina, Alberto Fernández, impulsará un proyecto de legalización del aborto, con la intención de que se apruebe "cuanto antes", afirmó en una entrevista este domingo.

"Voy a intentar que salga cuanto antes. No depende solo de mí", declaró al diario Página/12 consultado sobre si una 'ley del aborto' podría ingresar al Congreso este mismo año, en período de sesiones extraordinarias.

El futuro presidente dijo ser "un activista de ponerle fin a la penalización del aborto" y aseguró que enviará un proyecto de ley al Congreso "tan pronto" llegue al gobierno el 10 de diciembre, sin aclarar si buscará solo despenalizar o además legalizar la práctica como reclaman los movimientos de mujeres.

Fernández asistió esta semana a la presentación del libro "Somos Belén", de la periodista Ana Correa, que relata el padecimiento de una joven que estuvo presa 29 meses hasta 2016 en el norte del país, acusada de practicarse una interrupción voluntaria de embarazo, tras sufrir un aborto espontáneo.

Allí, Fernández posó rodeado de mujeres con pañuelo verde, símbolo de la lucha por la legalización del aborto, un tema que divide al país del Papa Francisco con fuerte influencia de la iglesia católica.

En Argentina, el aborto solo está autorizado cuando el embarazo es producto de una violación o si está en peligro la vida de la mujer.

En 2018, enmarcado por multitudinarias movilizaciones de mujeres, por primera vez se debatió un proyecto de aborto legal en el Congreso argentino. Fue aprobado por los diputados pero finalmente rechazado por el Senado, tradicionalmente más conservador.

El presidente Mauricio Macri dio vía libre a ese debate parlamentario, pero durante la campaña electoral de este año enarboló un discurso 'pro-vida' para conquistar el 'voto celeste', que identifica a los detractores del aborto legal.

Fernández instó a cambiar el eje de la discusión y apuntó que "cuando uno despenaliza y legaliza el aborto, no lo hace obligatorio".

"Quisiera que el debate no sea una disputa entre progresistas y conservadores, entre revolucionarios y retrógrados, es un problema de la salud pública que debemos resolver y que hay que asumirlo así", agregó.

Se estima que en Argentina se realizan uno 500.000 abortos al año y que un centenar de mujeres mueren por las prácticas hechas en clandestinidad.

El arzobispo más cercano al papa Francisco cruzó a Alberto Fernández por su impulso a la legalización del aborto.

LAS CRITICAS DEL SECTOR CATÓLICO

Víctor Manuel Fernández, a cargo de la Arquidiócesis de La Plata, se refirió a los dichos del presidente electo sobre la prioridad que le daría al proyecto una vez que asuma en diciembre.

"Me preguntan si no estoy en contra del aborto. Siempre lo estuve, desde que tengo 12 años. No por ser conservador o misógino o machista, sino porquecreo que esa niña que está creciendo dentro de su madre también tiene derechos", escribió en Facebook.

"Vamos al asunto: valoro la capacidad del presidente electo, Alberto, y espero que pueda levantar y pacificar el país. Pero me llamó la atención leer que enviará inmediatamente un proyecto de ley para avanzar en el aborto. Teniendo en cuenta lo que él dijo creo que hay que hacer dos aclaraciones: una cosa es despenalizar a la mujer que ya abortó y otra cosa es legalizar el aborto. La realidad es que casi ninguna mujer va presa por haber abortado. Despenalizar sería simplemente blanquear esa situación. Pero otra cosa es legalizar el aborto libre, facilitar el aborto para quien quiera hacerlo por cualquier causa", expresó.

victor-manuel.jpg

Dejá tu comentario