Sociedad Ricardo Alarcón | covid-19 | Hospital Británico

Alarcón post Covid-19: "Me siento un sobreviviente, les ruego que se cuiden; esto no es 'changa'.

El empresario y exdirigente de Nacional escribió: "Es el partido de mi vida más difícil que gané". Y sin perder el humor confesó: Cerré los ojos el 1 de abril y me desperté con Nacional bicampeón uruguayo y cuatro técnicos nuevos..."

Desde una sala del Hospital Británico se sigue recuperando de las secuelas de la enfermedad que lo tuvo semanas al borde de la muerte.

"Hace 10 días que estoy en piso, en otra etapa, rehabilitándome. Amigos, me siento un sobreviviente, les ruego que se cuiden y trasmitan a su entorno que esto no es 'changa'. Lo que les conté es el partido de mi vida más difícil que gané, cuando se daba todo para perderlo por goleada", escribió Alarcón.

La carta es divulgada este viernes por el diario El País. Dice que volvió a ser feliz

El pasado 21 de marzo Alarcón recibió la notificación de que tanto él como Pierana, su pareja, fueron confirmados como casos positivos de coronavirus.

En el texto revisa lo que ha sido, según su propia expresión, un "tsunami emocional".

"Recibí una carga viral muy fuerte, por eso me internaron, pasé al CTI, me intubaron, estuve en coma farmacológico y con bloqueantes musculares con los riesgos que eso implicaba: infecciones y afectación de diferentes órganos".

Alarcón contó que las noticias para su familia eran "desalentadoras" y que el "nerviosismo, la ansiedad y la angustia se apoderó de todos".

"El único que resistió fui yo, que jamás me enteré de nada. Como estaba inconsciente, estuve al margen de este tsunami emocional".

También tuvo comentarios humorísticos sobre su querido Nacional, el club del que fue presidente. "Cerré los ojos el 1 de abril y me desperté con Nacional bicampeón uruguayo y cuatro técnicos nuevos...",

Cuando abrís los ojos no crees ni entendés lo qué pasó, no sabés si esto es real o es un sueño", agregó.

Pero empezó a darse cuenta de algo cuando su pareja y sus hijos le "susurraban al oído", le "acariciaban los pies" y le hacían "mimos en la cabeza".

El 22 de abril, un mes y un día después, a Alarcón lo extubaron.

"¡Volví a nacer!", escribió.

Una semana después, en silla de ruedas y con la voz todavía afectada, dejó el CTI entre aplausos del personal de salud.

Las palabras de agradecimiento no terminan para el empresario.

"... A las nurses, enfermeros, personal de servicio, tisanería, fisioterapeutas, nutricionistas, médicos". "También a los amigos como ustedes que de todas partes transformaron esa preocupación en cariño y ondas positivas que llegaron a cada rincón de mi cuerpo y mi alma", concluyó

Embed

Dejá tu comentario