Deportes

Al grito de "fuera Carrasco", J.R se fue de estadio ecuatoriano

Los hinchas del Emelec se enfurecieron con el entrenador uruguayo cuyo equipo perdió 2 a 1 ante el Olimpia. Proyectiles y botellas hicieron que el juego terminara antes.

 

El elenco paraguayo derrotó por 2-1 a los ecuatorianos de visita y sellaron su paso a octavos de final de la Copa Sudamericana, en un duelo que no alcanzó a finalizar por proyectiles que lanzaron hinchas locales y ahora jugarán contra Arsenal de Sarandí.

“¡Fuera Carrasco!”, “¡fuera Carrasco!”, fue el grito que se escuchó anoche, en el Estadio Capwell, en contra del técnico de Emelec, Juan Ramón Carrasco, tras la derrota de su equipo 2-1 ante el Olimpia de Paraguay, lo que significó la eliminación del los eléctricos de la Copa Sudamericana.

La indignación de los hinchas millonarios contra el adiestrador uruguayo derivó en el lanzamiento de botellas plásticas al campo de juego, hecho que hizo que el árbitro colombiano José Buitrago diera por finalizado el compromiso a nueve minutos del final (81m).

Es que Olimpia viajó a Ecuador -confiado- para medirse con Emelec en la revancha de la segunda ronda de la Copa Sudamericana, luego de ganar en casa, y eso lo ratificó tras imponerse 2-1.En el primer tiempo, el equipo de Pelusso se fue en ventaja con goles de Ortiz a los 6' y Zeballos a los 25'.

El descuento de José María Franco a los 68' no sirvió para calmar los ánimos de la hinchada local y así tuvieron una triste despedida del certamen.A esa altura, el disgusto de los hinchas millonarios era enorme y empezaron a insultar al técnico Carasco, por lo que tuvo que ser resguardado por miembros de la policía nacional.

El duelo se vio empañado cuando faltando diez minutos para el final el árbitro colombiano José Buitrago tuvo que suspender las acciones porque hinchas locales comenzaron a lanzar proyectiles a la cancha que impactaron al arquero Martín Silva.

Ahora Olimpia tendrá como siguiente rival a Arsenal de Sarandí, contra el cual buscarán meterse entre los ocho mejores del continente.

Dejá tu comentario