Nacional

ADN del esqueleto hallado se comparará con el de Macarena Gelman

Dos laboratorios analizarán ADN con 16 hombres y 3 mujeres desaparecidos. "Cada vez es más difícil", dijo Luisa Cuesta, madre del desaparecido Nebio Ariel Melo.

 

El hallazgo de un esqueleto completo en el Batallón 14 de Toledo creó conmoción entre familiares de detenidos desaparecidos, que hoy ingresaron al campo de Vidiella, el lugar donde trabaja el equipo de antropólogos liderado por José Luis López Mazz

Poco después de las 13 horas, Luisa Cuesta, de 94 años, madre de un detenido-desaparecido e ícono de la lucha por los derechos humanos, habló por primera vez en mucho tiempo con los periodistas. "Cada vez que encontramos un cuerpo es más difícil de sobrellevar", dijo la mujer, madre de Nelbio Melo, militante del partido Comunista Revolucionario, desaparecido en Argentina el 8 de febrero de 1976.

También Oscar Urtazún, de la organización de Familiares de derenidos-desaparecidos habló del hallazgo: "este es un encue.ntro con el duelo. Cada vez que venimos acá hacemos un duelo personal. Cada desaparecido es parte de uno, y esto reafirma que la verdad está".

Según una investigación de Familiares, serían 19 las personas que habrían desaparecido en el Batallón 14, 16 hombres y 3 mujeres. Entre ellas se encuentra María Claudia García,  madre de Macarena Gelman, desaparecida en 1976.

Familiares cree que allí podría hallarse la fosa común para los 22 militantes desaparecidos del segundo vuelo, trasladados desde Buenos Aires el 5 de octubre de 1976. En la jerga militar esa fosa común -cuya existencia esta en tela de juicio- se le le denominaba "el ómnibus.

A cinco días del Acto del Perdón, el presidente se hizo presente en el campo de paracaidistas cercano a Toledo.

Minutos antes de las 10 de la mañana, José Mujica llegó al Batallón 14 donde el jueves hallaron restos humanos. Se anunció que el mandatario no hará declaraciones sobre el tema. Al retirarse del lugar, solamente dijo: "No estoy en condiciones de reflexionar nada". Familiares de desaparecidos llegaron sobre el mediodía el predio.

El juez Pedro Salazar, que investiga la causa de María Claudia García de Gelman, dijo a Subrayado que el primer cotejo de ADN de los restos óseos hallados en el Batallón 14 se hará con el de la familia Gelman.

Además indicó que la investigación continuará por tres vías distintas:  por un lado con el análisis de la Junta del Instituto Médico Forense, por otro con el equipo de antropólogos liderado por López Mazz y finalmente con los cotejos de ADN.

Hasta el momento no se determinó dónde se harán los estudios genéticos pero es probable que se realicen dos, uno en Uruguay y otro en el exterior.

En estas horas, los investigadores terminarán de procesar los fósiles encontrados. La identificación de ADN lleva varias semanas. A modo de ejemplo, en el caso de Julio Castro llevó 40 días.

POLÉMICA POR ACTO DEL PERDÓN. El hallazgo reavivó la polémica por el inminente Acto del Perdón, al que no concurrirán los ex presidentes Julio Sanguinetti, Luis Alberto Lacalle, Jorge Batlle y Tabaré Vázquez.

El dos veces presidente, Julio Sanguinetti, fue más duro con la convocatoria del 21 de marzo: ""el Palacio Legislativo será usado como un escenario a una teatralización que dejará como mal sedimento la idea de que hay víctimas de primera y víctimas de segunda, que la violencia guerrillera no merece la misma condena que aquella ejercida por los que abusaron en nombre del Estado, y que la voluntad ciudadana, expresada en el voto, tampoco merece respeto".

La frase de Sanguinetti fue parte de sus reflexiones de una columna que publica hoy Correo de los Viernes, vocero oficial del Foro Batllista.
Por su parte, los líderes actuales del Partido Nacional, Luis Alberto Heber y Jorge Larrañaga, ya anunciaron su concurrencia, lo mismo que Pablo Mieres del Partido Independiente.

Pedro Bordaberry y José Amorín Batlle decidirán si concurren en la reunión del Ejecutivo Nacional del Partido Colorado que se realizará el lunes 19.

Los restos de una persona no identificada, hallada ayer a las 14.30 horas, a 50 metros de donde estaba el cadáver del maestro Julio Castro (asesinado en 1977), sacudió ayer al sistema político, a cinco días del acto por el cual el Estado -simbolizado en el presidente José Mujica- pedirá disculpas a la familia Gelman, a causa de la desaparición de María Claudia García Irureta Goyena  de Gelman, desaparecida en 1976.

El gobierno defiende el acto como parte de una decisión adoptada por la Corte Interamericana de los Derechos Humanos.
Los restos de Julio Castro, asesinado en 1977, aparecieron el 21 de octubre de 2011, seis días antes del debate y posterior aprobación de la ley derogatoria de la Caducidad.

OPORTUNO HALLAZGO. El hallazgo se da justo en momentos en que el presidente y la oposición definen los detalles del discurso oficial que se dará el 21 de marzo en el recinto de la asamblea general.

El texto, de cinco carillas, señala que "en Uruguay, entre los años 1968 y 1984 hubo violaciones a los derechos humanos", sin especificar a quiénes se refiere, informa este viernes el diario El País.

Más adelante, se declara la responsabilidad del Estado uruguayo en los delitos de secuestro, desaparición forzada, supresión de identidad con relación al caso Gelman, al tiempo que se hace mención al Plan Cóndor, que coordinó la acción y represión de las dictaduras sudamericanas.

Dejá tu comentario