AFP

Acuerdo de paz de Colombia es "el camino hacia una paz duradera", afirma EEUU

El acuerdo de paz en Colombia firmado hace cinco años es "el camino hacia una paz duradera", afirmó este miércoles Estados Unidos, que aplaude la desmovilización de las FARC, porque "crea oportunidades de participación pacífica" en política, y los escaños parlamentarios reservados para las víctimas, porque les da "voz".

El acuerdo de paz en Colombia firmado hace cinco años es "el camino hacia una paz duradera", afirmó este miércoles Estados Unidos, que aplaude la desmovilización de las FARC, porque "crea oportunidades de participación pacífica" en política, y los escaños parlamentarios reservados para las víctimas, porque les da "voz".

Este acuerdo "representa el camino hacia una paz duradera", afirmó el secretario de Estado Antony Blinken en un comunicado.

"La desmovilización y reintegración de 13.000 excombatientes en comunidades de Colombia creó oportunidades para la participación pacífica en el proceso político colombiano", señala el texto, cuando se cumplen cinco años de un acuerdo que puso fin a uno de los conflictos más crueles de las Américas.

El compromiso de Colombia de incluir 16 escaños para las víctimas del conflicto en las elecciones legislativas de marzo de 2022 "cumplirá con otra prioridad" del acuerdo, dándoles "una voz en la democracia colombiana", añade.

Estados Unidos, que tiene la intención de retirar a las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) de su lista negra de organizaciones terroristas extranjeras, felicitó asimismo a la Jurisdicción Especial para la Paz, el tribunal que juzga los peores crímenes del conflicto, por "llevar justicia y reparación" a las víctimas y a la Comisión de la Verdad "por convocar oportunidades de diálogo y reconciliación".

El trabajo realizado en las zonas afectadas por el conflicto "abrió la puerta a una región económicamente más vibrante, igualitaria y estable", estimó Blinken, que espera proseguir con "la estrecha cooperación para una paz duradera".

Aunque redujo sensiblemente la violencia, el pacto con las antiguas FARC no apagó por completo el conflicto. El narcotráfico y la minería ilegal alimentan a nuevas o antiguas fuerzas que, según estimaciones independientes, reúnen a unos 10.000 combatientes.

erl/rsr

FUENTE: AFP

Temas

Dejá tu comentario