Sociedadbullying | justicia

Absuelven a menor que había perdido juicio por bullying y acoso sexual a compañero de clases

La demanda solo había tenido andamiento en la justicia civil con un resarcimiento por daño moral.

Un Tribunal de Apelaciones en lo Civil revocó el fallo de primera instancia y absolvió a un escolar y a su familia en un caso de bullying y acoso sexual contra un compañero de clases del menor.

La decisión se funda en que no fueron plenamente probados los hechos alegados por los demandantes, informa El País.

El fallo de primera instancia del magistrado Federico Tobía ordenaba el pago de un resarcimiento de 12.500 dólares a manera de daño moral.

En el ámbito penal, la demanda había sido desestimada por falta de pruebas.Pero en la órbita civil siguió su curso hasta que se falló a favor de los demandantes. Ambas partes apelaron la sentencia. En el caso de la familia de la víctima porque entendían que la institución educativa también era responsable de los hechos.

Para dejar afuera al colegio, Tobía argumentó que los hechos ocurrieron fuera del recinto escolar.

Con el expediente a la vista, en Apelaciones en lo Civil consideró que el supuesto acoso sexual y bullying "no surgen acreditados en modo alguno".

El nuevo fallo advierte que no se juzga ni el carácter ni la personalidad de la víctima y del victimario, sino que intenta ajustarse a los hechos denunciados.

También se cuestiona la imparcialidad de un informe técnico sobre el menor supuestamente violentado. "Es un informe de parte, ni un peritaje", dice la justicia.

En ese documento de los demandantes se esgrime que la víctima padece "estrés postraumático".

En cambio una pericia es algo que se encargado por el juez titular de la causa.

El caso se hizo conocido en setiembre de 2018 por el fallo del juez civil Tobía pero la historia se arrastra desde mucho tiempo antes.

Silvana Giachero, la psicóloga que firmó la pericia de parte, contó a El Observador en su momento que la victima calló durante siete años los hechos que supuestamente estaba padeciendo.

La noticia había sido publicada antes en el diario El País. Allí, en base al testimonio de los demandantes, se trazó un perfil del victimario en el que se señalaba su carácter de lider de clase, muy buen alumno, alguien muy querido por compañeros y docentes.

Eso resultó fundamental a la hora de responder a las acusaciones de la víctima en el entorno del colegio.

Dejá tu comentario