Deportes

A horas de cumplir 18, Nico está "preso" de sus circunstancias

El delantero juvenil de Nacional, "El Diente" López vive encerrado en su casa por seguridad, en espera de que se rescinda su contrato

Nicolás vive aislado, sin poder salir a la calle por miedo a represalias de los hinchas de Nacional.

"Además de los insultos en la calle, en Internet lo relajan por todos lados. De traidor para arriba le dicen de todo. Por eso no lo dejamos salir a la calle. Pasa encerrado en casa", cuenta Alejandro, el padre de Nicolás López, en un artículo que publica este martes Últimas Noticias.

Así vive el deportista su presente, lleno de signos de interrogación.El juvenil tricolor está encerrado en su cuarto como si fuera un preso.

De hecho, lo es: un preso de circunstancias que pasaron por encima sus inmediatas preocupaciones de adolescente.

Pero, en pocas horas, el 1° de octubre, cumple 18 años.

¿Qué pasará con él si decide empanciparse de sus padres? Para el Club Nacional, el jugador quiere volver. Para sus padres, de ninguna manera en este momento. "A lo mejor dentro de dos años", dijo Alejandro López, padre de Nicolás, aludiendo al período de mandato que le queda a la actual directiva.

En todo caso, nadie lo sabe. Lo único seguro es que la insoportable tensión que enfrenta este adolescente no será fácil de erradicar.

El 20 de agosto, sus padres Alejandro y Mónica López le ordenaron que retirara sus cosas de Los Céspedes haciendo caso al representante Pablo Bentancur.

El empresario les aseguró que "El Diente" tenía futuro europeo y que la negociación iba a salir adelante. Para los dirigentes de Nacional fue un secuestro, liso y llano.

El interés de la AC Roma y otros equipos iba a permitir afrontar el costo de la cláusula de final de contrato: un millón de dólares que, en teoría, deberían salir de su propio bolsillo.

Como muchos jugadores juveniles, Nicolás tenía un contrato con Nacional que apenas le daba para sus gastos personales: 12.840 pesos por mes. Incluso debía pagarse la mutualista y el equipamiento deportivo.

Siendo parte de una familia modesta de La Teja, la zurda de Nicolás -sus goles y su habilidad como punta por afuera-  se volvió un arma financiera interesante para todas las partes involucradas.

Aejandro, el padre de Nicolás, está ofendido con Nacional y en especial con el presidente Ricardo Alarcón. Según él, se refirió a las circunstancias en que su hijo dejó Los Céspedes como un caso de "trata de blancas". "Somos una familia humilde y trabajadora", dijo.

En entrevista con Últimas Noticias, López contó que a su hijo le mandaron hacer exámenes en La Española porque "estaba muy flaco". Se tuvo que pagar los quince exámenes de su bolsillo porque el club no puso dinero.

Nicolás no lee diarios, ni ve TV. Sus padres no quieren que sepa los alcances del debate que lo tiene de protagonista. La familia se mueve mucho para evitar el ruido de la prensa y de los hinchas de Nacional. Hay días que los pasa en La teja, otros en Parque del Plata.

Mañana a las 8.30 horas, los representantes de López deben presentarse en el Ministerio de Trabajo en la audiencia con Nacional.

Piden la libertad de acción del muchacho, la anulación de su contrato.

Dejá tu comentario