Sociedad CTI | situación de calle | quemaduras

A Andrés lo prendieron fuego, estuvo un año en CTI y volvió al Clínicas por las secuelas

El ataque ocurrió en 2020 mientras dormía en Ciudad Vieja. Perdió ocho dedos, quedó sordo, con insuficiencia cardíaca, respiratoria y renal, y no puede hablar.

El 15 de julio de 2020, Andrés “el negro” Bargas dormía en situación de calle bajo el pórtico de un comercio de Pérez Castellano y Piedras, cuando fue prendido fuego junto a sus pertenencias. En plena Ciudad Vieja, un joven pasó en bicicleta por el lugar y lo incendió. Hasta ahora, no se sabe qué fue lo que motivó al autor, actualmente preso por otros delitos, a realizar un ataque de tal magnitud.

“Mi hermano no sabe por qué fue. No es porque mi hermano fume droga, sí tomaba”, dijo a Subrayado su hermana Teresa Bargas.

Las graves quemaduras que sufrió Andrés lo tuvieron casi un año entero en el CTI del Cenaque, el 1 de julio pasó a una sala común del hospital de clínicas y días atrás recibió el alta médica. Sobrevivió, pero las consecuencias fueron terribles: sufrió la amputación de ocho dedos de sus manos, quedó sordo, casi no puede comunicarse de forma verbal (aún no se sabe por qué), desde hace unos días se niega a alimentarse, quedó con insuficiencia cardíaca, respiratoria y renal.

Le donaron una silla de ruedas y le prestaron una muleta y un andador, pero a que todavía no puede caminar, porque le cuesta bastante.

Su hermana Teresa lo acompañó en todo su proceso de rehabilitación. Se alegra de que Andrés esté vivo, pero lo ve cansado. El caso tuvo amplia repercusión mediática y social y ella logró obtener donaciones que le permitieron ampliar su casa en Toledo a donde se pensaba llevar a su hermano, pero las secuelas físicas no se lo permiten. Hasta el día de hoy, muchas personas solidarias le siguen acercando ropa y abrigo para Andrés. El hombre, que tiene apenas 53 años, requiere asistencia permanente y por eso ingresó al centro Tarará del Mides ubicado en el Prado. Su vida jamás volverá a ser la de antes.

Cuando le preguntamos a Teresa por qué su hermano vivía en la calle, ella contestó que así se sentía libre, era su forma. Si bien el joven que prendió fuego a Andrés fue imputado por de tentativa de homicidio, en relación al caso se resolvió que esperara el juicio en libertad. Sin embargo, posteriormente, cayó preso por otros delitos. Su hermana pidió que la Fiscalía retome el expediente y que se haga Justicia.

Dejá tu comentario