Sociedadtrata de personas | Uruguay | República Dominicana

500 dominicanas víctimas de trata de personas recibieron atención desde 2011

Se presentó la ley integral de prevención y combate a la trata y explotación de personas. Se firmó el compromiso del plan nacional entre el Estado y la sociedad civil.

En el marco de la presentación de la ley integral de prevención y combate a la trata y explotación de personas, Andrea Tuana, integrante de la mesa intersinstitucional, dijo que con la llegada de inmigrantes de los países caribeños, el aumento en la trata y explotación de personas ha sido significativo.

“Esta es una ley muy buena, porque pone en el centro a las víctimas. Considera que el consentimiento no es válido bajo ninguna circunstancia. Si una persona está siendo víctima de trata, no se puede considerar que ella aceptó”, aseguró Tuana.

Además, dijo que la ley genera respuestas para poder salir de la situaciones de trata, no solo la sexual, sino de todas las modalidades, poniendo énfasis en la de niños, niñas y adolescentes, e incluye la no penalización a las víctimas que hayan cometido delitos en el marco del proceso.

Según Tuana, la diferencia de la ley uruguaya con las de los países de la región, es que la atención del Estado y las políticas públicas no están condicionadas a que se haga la denuncia.

Asimismo, remarcó la necesidad de tener recursos “específicos” y “genuinos” para aplicar la nueva normativa.

Respecto a la forma de captación de personas, Tuana señaló que se están viendo parejas de chicas de 13 a 15 años con hombres de entre 30 y 40 años. “Esas son relaciones abusivas que hay que denunciar. Lamentablemente estamos viendo embarazos y maternidades forzadas de esos vínculos”, aseguró.

En los últimos años, la trata de personas en Uruguay ha variado y tiene una ruta muy específica desde República Dominicana. La red ha atendido alrededor de 500 mujeres de ese país.

En tanto, el INAU ha atendido a unos 300 niñas, niños y adolescentes en los últimos años, indicó Tuana.

En el Día Mundial contra la Trata de Personas, se firmó este lunes el compromiso del plan nacional que abarca a las instituciones del Estado y la sociedad civil.

Uruguay pasó de ser un país de origen y tránsito para ser también de destino. El ser país de destino significa que hay una parte de la migración vinculada a la trata de personas, dijo la subsecretaria del Ministerio de Desarrollo Social, Ana Olivera.

El Mides atendió 72 nuevos casos en 2017 y tiene otros 120 en seguimiento. El 80% son mujeres provenientes de República Dominicana.

OLIVERA TRATA DE PERSONAS

Dejá tu comentario