Nacional

Violentos incidentes con la policía tras desocupación de liceo 70

Se registraron incidentes tras el desalojo del liceo 70 Los padres abandonaron pacíficamente el centro de estudios pero cortaron los accesos y hubo choques con la policía

 

Según dijo a Subrayado el dirigente de Ades Montevideo, Luis Martínez, los padres reunidos en asamblea decidieron que no levantarían la ocupación que mantenían desde la mañana del miércoles.

Afuera, esperaba la policía para cumplir con la orden de desalojo que había librado más temprano el Ministerio de Trabajo. Incluso, había un camión blindado de la fuerza de choque. 

Los padres, acompañados por docentes, no lograron que se hiciera presente ninguna autoridad educativa en ese centro de estudios y resolvieron abandonar el liceo. La desocupación fue pacífica. 

Sin embargo, tomaron la determinación de manifestarse en los accesos, casi en la intersección con Carlos María Ramírez. Allí fue cuando se registraron los incidentes. Hubo golpes de puño, apaleamiento y disparos con munición no letal (balas de goma). El resultado fue de dos personas detenidas. 

El procedimiento se hizo para liberar la ruta, según dijeron autoridades policiales que intervinieron en el procedimiento. Desde las esferas gremiales hay gran malestar por el procedimiento policial y la violencia represiva. 

Los padres pedían que se hicieran presentes las autoridades del Codicen y les dieran respuestas concretas sobre sus reclamos. "Basta de mentiras" es la consigna, según dijo Martínez a Subrayado.

RECLAMOS DE MEJORAS EDILICIAS. La ocupación la llevó adelante un grupo de padres y los docentes acompañaron la medida. Tanto los padres como los profesores reclaman mejoras edilicias en forma inmediata, en especial todo lo relacionado a los baños.

El 70 todavía no comenzó las clases y sus alumnos iniciaron la semana pasada con quema de cubierta y marchas en los accesos a Montevideo por el no cumplimiento de promesas por parte de las autoridades. En 2011, Codicen había planteado que no comenzaría el próximo ejercicio sin las necesidades básicas satisfechas.

El centro de estudios tiene más de 200 alumnos de ciclo básico y funciona en tres salones de la Escuela Técnica Marítima de UTU, situada en el límite entre el Cerro y La Teja, en los accesos y Carlos María Ramírez. Sus servicios higiénicos son pésimos: cuenta dos baños químicos para los estudiantes liceos y de la UTU que le da asiento.

La Adscripción funciona en un pasillo, se instalaron contenedores para dar clases, no contaba con agua potable y además el lugar -hasta el mismo día de comenzar las clases- no tenía el predio desmalezado. Además, da a los fondos del arroyo Pantanoso y no cuenta con cerco perimetral.

Por su parte, la Federación de Profesores de Enseñanza Secundaria fue convocada por el Codicen a una instancia de negociación que se fijó para el jueves en la tarde. Mientras tanto el gremio decretó para este miércoles paros parciales en liceos de todo el país.

Tras la fallida reunion entre Codicen y la Coordinadora de sindicatos de  la Enseñanza (CSEU) -que declinó ser interlocutora del conflicto-, los profesores accedieron a iniciar conversaciones en procura de una salida.

Dejá tu comentario