AFP

Verdes alemanes lanzan campaña electoral intentando recuperar apoyo

Enredados en un escándalo de plagio y cayendo en las encuestas de cara a las elecciones de septiembre, los Verdes alemanes presentaron este lunes a rasgos generales su campaña para intentar revivir frente a los conservadores de Angela Merkel.

Enredados en un escándalo de plagio y cayendo en las encuestas de cara a las elecciones de septiembre, los Verdes alemanes presentaron este lunes a rasgos generales su campaña para intentar revivir frente a los conservadores de Angela Merkel.

Carteles coloridos con sus dos líderes, Annalena Baerbock y Robert Habeck y eslóganes como "Economía y clima sin crisis" o "Protejamos al planeta, es el único que tenemos": los ecologistas quieren pasar a la ofensiva para las legislativas del 26 de septiembre, que decidirá la sucesión de Angela Merkel tras 16 años. Pero el panorama se muestra sombrío.

Hace tan sólo dos meses, los sondeos daban a los Verdes como posibles ganadores.

Pero los vientos han cambiado y ahora cpn solamente 17% de intención de voto según un sondeo publicado el domingo por el diario Bild, no solamente están por detrás de la derecha (28%) sino codo con codo con los socialdemócratas (17%).

Para despegar de nuevo, el copresidente de los Verdes, Robert Habeck, comenzará una gira electoral de dos semanas por su región, Schleswig-Holstein.

Este lunes, los "Grünen" también insistieron en que esta campaña sería dirigida por el dúo de líderes, aunque sólo Baerbock se postula para la cancillería.

"Juntos somos fuertes, contamos con un dúo fuerte para estas elecciones legislativas", subrayó el director de campaña de los Verdes, Michael Kellner, al precisar que ambos dirigentes realizarían desplazamientos por toda Alemania.

No obstante, ninguno de sus carteles incluye por el momento la palabra "canciller", pese a que Kellner afirmó que la campaña "se personalizará aún más" de aquí al 26 de septiembre.

- Candidata criticada -

La gira de Habeck es una manera de ayudar a la candidata Baerbock, en tanto aumentan rumores sobre una posible retirada de ésta dejándole paso a él.

"No son más que tonterías", zanjó el sábado en una entrevista con el Süddeutsche Zeitung.

"Acabamos de elegir a Annalena como nuestra candidata (...) con casi el 100%" de los votos en un congreso, insistió. "Se trata ahora de sacar el mayor provecho posible de este voto de confianza que ha recibido".

"No hay debate" sobre un posible cambio de candidato, aseguró, admitiendo sin embargo "errores técnicos que Baerbock ha reconocido".

La candidata de 40 años ha multiplicado errores que están costando caro al partido: bonificaciones exentas de impuestos y no declaradas en el Bundestag, currículum vitae ligeramente "exagerado" y una polémica sobre párrafos plagiados de un libro.

En un país donde varios ministros han tenido que renunciar en los últimos años por copiar partes de su tesis doctoral, "el caso" del libro de Baerbock genera polémica.

Un "cazador de plagios" austriaco reveló en su blog que ciertos párrafos de su libro "Jetzt" ("Ahora"), publicados desde el anuncio de su candidatura en abril, habían sido copiados de internet.

Baerbock reconoció haber cometido "errores" que "la exasperaron" y desde entonces le cuesta disimular su nerviosismo.

Tras la designación de esta jurista especializada en Derecho Internacional, en abril, los Verdes alzaron vuelo en las encuestas, para luego caer.

- Los conservadores en cabeza -

En cambio, la Unión Demócrata Cristiana (CDU) de Angela Merkel y su formación hermana bávara, la Unión Social Cristiana (CSU), que esperaron hasta fines de junio para presentar su programa electoral, comenzaron mal pero ahora pueden estar satisfechos con las encuestas.

El bando demócrata-cristiano "debe agradecer a Annalena Baerbock su cómoda situación", señalaba el sábado Der Spiegel. "Por el momento, parece que (su candidato Armin Laschet) será designado canciller casi automáticamente".

Los conservadores estuvieron envueltos hace unos meses en un escándalo de malversación de fondos por la compra de mascarillas médicas al comienzo de la pandemia y durante un tiempo se vieron penalizados por la difícil designación de Laschet.

Sin embargo, últimamente éste ha ganado en popularidad.

El domingo intentó seducir al electorado de Baerbock pidiendo "urgentemente más esfuerzos internacionales" para la protección del clima, en una entrevista con la cadena ARD.

yap/ylf/erl/mr/age/mb

FUENTE: AFP

Temas

Dejá tu comentario