Nacional

Velatorio de Eduardo Galeano será este martes en el Palacio Legislativo

El escritor falleció a los 74 años, víctima de un cáncer de pulmón. Será velado en el Salón de los Pasos Perdidos, desde las 15 a las 22 horas.

El escritor uruguayo Eduardo Galeano falleció en Montevideo, su ciudad natal, a los 74 años. Estaba internado desde la semana pasada a causa de un cáncer de pulmón y falleció este lunes. Sus restos serán velados este martes en el Salón de los Pasos Perdidos, desde las 15.00 y hasta las 22.00 horas.

Galeano nació el 3 de setiembre de 1940. Fue escritor y periodista, y reconocido por su obra esencial "Las venas abiertas de América Latina". Tan legendaria es esta obra de tono antiimperialista, publicada en 1971, que el presidente venezolano Hugo Chávez se lo regaló a Barack Obama en abril de 2009 en un gesto político que hoy se recuerda con insistencia en la prensa internacional

Sobre esta obra célebre, que lo marcó en toda su trayectoria, declaró pocos años atrás: “Intentó ser una obra de economía política, solo que yo no tenía la formación necesaria”.

Y agregó: “No me arrepiento de haberlo escrito, pero es una etapa que, para mí, está superada”.

Otras obras como la trilogía "Memorias del fuego" (1986), "Días y noches de amor y de guerra" (1978) o "El Libro de los abrazos" (1989) fueron traducidas a más de 20 idiomas.

Medios europeos como el Huffington Post en español y los diarios ABC y El Mundo fueron los primeros en informar en sus portadas del fallecimiento del escritor nacido en Uruguay. La noticia de su muerte ha coincidido con la de otro "peso pesado" de la literatura: el alemán Günther Grass.

El politólogo argentino Juan Manuel Karg publica en Twitter una de las últimas actividades públicas de Galeano. Fue durante un acto en reclamo por una salida al mar para Bolivia. Compartió mesa con el presidente de ese país Evo Morales.

Eduardo Germán María Hughes Galeano nació el 3 de setiembre de 1940. Comenzó a trabajar en los medios gráficos a fines de los años 50 siendo un adolescente.

Paradójicamente se inició como dibujante bajo el seudónimo de Gius, un remedo de la pronunciación de su primer apellido de origen británico. A los 14, vendió su primera caricatura al semanario socialista El Sol.  A los 20 años ya era secretario de redacción de Marcha.

Pese a que formó parte de una familia de clase alta y católica de ascendencia italiana, española, galesa y alemana, siempre fue un militante de izquierda independiente. En la últimas internas del Frente Amplio dio apoyo explícito a la precandidata Constanza Moreira.

De todos modos ha sido muy crítico con el Frente Amplio en ocasiones. En los últimos años participó de varias campañas contra la minería a cielo abierto, mientras el gobierno uruguayo negociaba los permisos con la multinacional Aratirí.

Contrajo matrimonio tres veces: la primera, con Silvia Brando (1959-1962), con quien tuvo una hija, Verónica Hughes Brando; luego, con Graciela Berro Rovira, con quien tuvo dos hijos: Florencia y Claudio Hughes Berro; finalmente en 1976 se casó con Helena Villagra con quien no tuvo descendencia.

Sus padres fueron Eduardo Hughes Roosen y su madre, Licia Esther Galeano Muñoz, de quien tomó su apellido para figurar como escritor.

Comenzó a escribir libros a principios de los 60. La lista muestra su prolífico estilo: Los días siguientes (1962), China, crónica de un desafío (1964), Los fantasmas de día de León (1967), Guatemala, país ocupado (1967), Nosotros decimos no (1989), El libro de los abrazos (1989), Las palabras andantes (1993), El fútbol a sol y sombra (1995), Las aventuras de los jóvenes dioses (1998), Patas arriba. La escuela del mundo al revés (1999), Bocas del tiempo (2004) y Espejos. Una historia casi universal (2008).

Era un connotado hincha del fútbol y en particular del Club Nacional de Fútbol. Miralo aquí hablando con Omar Gutiérrez en Hola Vecinos de Canal 10.

Entre sus múltiples anécdotas se cuenta que siendo muy joven fue becado para estudiar en París.

Por entonces, el general Juan Domingo Perón, quien estaba en su exilio español, pidió para conocerlo.

Recibió por amigos en común un teléfono. Llamó y resulta que Perón lo estaba esperando en Madrid.

Allí tuvo la oportunidad de preguntarle por qué no buscaba más protagonismo. El general le contestó: “El prestigio de Dios está en que se hace ver muy poco”.

En 1973 fundó en Argentina la revista Crisis, una leyenda del periodismo del Río de la Plata.

Durante la dictadura fue encarcelado y obligado a dejar Uruguay. En Argentina tampoco fue bien recibido. Los escuadrones de la muerte lo tuvieron entre la lista de objetivos.

Vivió un largo tiempo en España. En 1984, cuando dejaba Barcelona para volver a Uruguay tuvo un infarto. Sus deseos de volver al país le jugaron una mala pasada

Entre 1987 y 1989, integró la "Comisión Nacional Pro Referéndum", constituida para revocar la Ley de Caducidad de la Pretensión Punitiva del Estado, promulgada en diciembre de 1986 para impedir el juzgamiento de los crímenes cometidos durante la dictadura militar en su país (1973-1985).

Esta es una de las últimas entrevistas concedidas a la televisión española.  "No vale la pena vivir para ganar, vale la pena vivir para seguir tu conciencia", dijo al escritor al periodista catalán Jaume Barberá, en el programa Singulars del Canal 3 de Barcelona.

 

Dejá tu comentario