Tecnología e Internet Facebook

Uso de redes sociales no afecta tanto el rendimiento escolar, según investigación

"Los escenarios terroríficos sobre las presuntas consecuencias fatales de las redes sociales en el rendimiento escolar no son fundados", concluye.

El uso de las redes sociales no necesariamente lleva a los alumnos a obtener peores notas, es la conclusión a la que llegó un grupo de investigadores alemanes.

"Los escenarios terroríficos sobre las presuntas consecuencias fatales de las redes sociales en el rendimiento escolar no son fundados", señaló el equipo de la Universidad de Würzburg.

El especialista en comunicación Markus Appel y colegas de Würzburg y Bamberg analizaron los resultados de 59 publicaciones sobre la correlación entre el uso de redes sociales y el rendimiento escolar.

Si se efectúa un buen uso, las redes sociales pueden incluso contribuir a una ligera mejora de las notas, afirmaron en el informe publicado en la revista "Educational Psychology Review".

La comparación arrojó que los estudiantes obtienen un promedio de notas ligeramente mejores si emplean las redes sociales para intercambiar información sobre temas escolares como por ejemplo sus deberes.

Sin embargo, los científicos alertaron sobre los peligros del llamado "multitasking", es decir de querer aprender y al mismo tiempo usar las redes sociales, debido a que esto afecta el rendimiento ligeramente.

También la intensidad del uso incide en los resultados. Los estudiantes que pasan mucho tiempo en Facebook, Snapchat, Instagram y otras redes obtienen notas ligeramente peores.

Un aspecto que destaca en el estudio es que la gente joven no aprende menos por utilizar de forma intensiva su teléfono inteligente. "No hay ninguna prueba que nos permita suponer de forma plausible que el tiempo que se pasa en las redes sociales vaya en detrimento del aprendizaje", dijo Appel.

Los estudiantes que utilizan las redes de forma intensiva no dedican por ello menos tiempo a aprender. Probablemente estén utilizando el tiempo que otras generaciones dedicaban a ver televisión. La juventud de hoy tiene incluso una pequeña ventaja, explicó Appel. "A través del televisor no se podía hablar sobre los deberes".

En total fueron analizados datos de casi 30.000 jóvenes de entre 13 y 22 años. Según la coautora del estudio, Caroline Marker, los informes tomados por separado arrojaban resultados contradictorios. Algunos encontraban consecuencias positivas, otros negativas y otros ninguna.

Pero la valoración estadística de las respuestas de los alumnos mostraron un panorama claro, sostuvo.

"No es tan malo como se suele decir con frecuencia", fue la conclusión de Appel. El uso de las redes sociales no es ni muy bueno ni muy malo. "Todo depende de lo que se haga con las redes sociales".

Un estudio recientemente publicado en Estados Unidos echó luz sobre otra consecuencia de pasar mucho tiempo ante el teléfono móvil o el ordenador portátil.

Estar mucho tiempo online no implica sentirse necesariamente mejor, señaló un análisis de la Universidad de San Diego publicado en la revista especializada "Emotion". Los adolescentes más felices fueron los que dijeron que pasaban casi una hora diaria en la red.

Temas

Dejá tu comentario