Nacional

Uruguay espera; Cristina, Correa y Chávez rechazan a Franco

Mujica se pronunciará luego de reunirse con Almagro. Mientras varios presidentes de la región anunciaron que no reconocerá al nuevo gobierno paraguayo.

 

El gobierno uruguayo no definirá su posición ante la destitución de Fernando Lugo hasta que el presidente José Mujica se reúna con el canciller Luis Almagro.

Almagro estuvo este viernes en Asunción junto a sus pares de la Unasur, acompañando al ahora expresidente paraguayo mientras se definía su destitución en el Senado.

En la noche de este viernes a Montevideo y junto al presidente definirán la posición uruguaya, informó el prosecretario de la Presidencia, Diego Cánepa a El Observador.

Cánepa señaló que el presidente está “profundamente dolorido por lo sucedido” en Paraguay.

CFK NO CONVALIDA EL “GOLPE DE ESTADO”. La presidenta argentina, Cristina Fernández, dijo que su país "no va a convalidar el golpe de Estado en Paraguay", luego de que el presidente de ese país, Fernando Lugo, fuera destituido este viernes por el Congreso.

"Argentina no va a convalidar el golpe de Estado en Paraguay", dijo Fernández a periodistas en la sede del Ejecutivo argentino. Para la mandataria argentina, lo sucedido hoy en Asunción es "inaceptable" y afirmó que su país no va a reconocer al nuevo gobierno paraguayo, encabezado por el hasta hoy vicepresidente, Federico Franco.

"Sin lugar a dudas hubo un golpe de Estado", dijo la mandataria en declaraciones publicadas en el sitio web de la Presidencia argentina.

Fernández consideró que el juicio político que llevó adelante el Congreso paraguayo a Lugo fue "un ataque directo a las instituciones".

Indicó que Argentina asumirá "una postura mancomunada" con su par de Brasil, Dilma Rousseff, frente a esta situación, pero señaló que no va a adelantar su posición sobre la posible expulsión de Paraguay del Mercosur hasta que no haya una posición consensuada con ese bloque regional.

"Todos creíamos que este tipo de situaciones estaban superadas en la región", se lamentó Fernández.

ECUADOR, BOLIVIA, VENEZUELA Y DOMINICANA RECHAZAN A FRANCO. También los gobiernos de Ecuador, Bolivia, República Dominicana y Venezuela calificaron como un "golpe de Estado" la destitución de Fernando Lugo y señalaron que no reconocerán al nuevo jefe de Estado, Federico Franco.

Además, el gobierno de Costa Rica "deploró" lo que el canciller Enrique Castillo definió como un proceso con "visos de golpe de Estado" y ofreció asilo al destituido y a sus colaboradores.

El presidente de Ecuador, Rafael Correa, fue el primero en decir que no aceptará otro presidente que no sea Lugo.

El venezolano Hugo Chávez manifestó que no reconoce "al írrito e ilegal" gobierno de Franco y el boliviano Evo Morales que subrayó que no acepta "un gobierno que no surja de las urnas y el mandato del pueblo".

El presidente dominicano, Leonel Fernández, pidió a la Organización de Estados Americanos (OEA) convocar "inmediatamente una reunión general de cancilleres, a los fines de suspender al país sudamericano de los organismos regionales".

Se espera que el resto de los gobiernos latinoamericanos se pronuncie en las próximas horas, aunque algunos seguramente estén a la espera de conocer cómo evoluciona en las próximas horas la situación en Paraguay, que por ahora es de tranquilidad.

Aunque el canciller venezolano, Nicolás Maduro, anunció en Asunción que los presidentes de Unasur (Unión de Naciones Suramericanas) se van a reunir "pronto", el secretario general del organismo, el también venezolano Alí Rodríguez Araque, que asumió este mes, no se ha pronunciado una vez producido el cambio presidencial.

Quizás porque a Franco le corresponde la presidencia pro témpore de Unasur, que asumió Lugo este mes en Bogotá.

Para el presidente de Ecuador, la destitución hoy de Lugo es un "golpe ilegítimo" y la Unasur debe poner en práctica sus normas "contra actos ilegítimos como el ocurrido en Paraguay en 24 horas, que contempla, por ejemplo el cierre de fronteras".

Morales, por su parte, aseguró que detrás de la acción política se "mueve la mano de los neoliberales internos y externos" y señaló que el juicio político contra Lugo es una "acción del imperialismo y la derecha" internacional".

Por su parte, Chávez dijo que se ha "defenestrado de manera totalmente ilegítima" a Lugo, "igual le hicieron" en junio de 2009 al entonces presidente de Honduras, Manuel Zelaya y lo que "trataron de hacer" en Venezuela en 2001, y aseguró que "esto no termina allí".

EFE

NOTAS RELACIONADAS:

Lugo destituido por 39 votos a favor y 4 en contra

- El vicepresidente Federico Franco asumió Presidencia de Paraguay

- Las razones que llevaron a la destitución de Fernando Lugo

- Rousseff planteó la salida de Paraguay del Mercosur y la Unasur

Dejá tu comentario