Deportes

Un zaguero griego que brilla en la Eurocopa tiene sangre charrúa

José Holebas, de madre uruguaya, integra la selección helénica desde 2011. A los 27 años, este nacido en Alemania pasa por su mejor momento deportivo. 

Ya se sabe que uruguayos hay por todo el mundo, hasta en los rincones más recónditos y las situaciones más extraordinarias. Se cree que hay más de un millón en todo el mundo, dando vueltas por ahí, a los que habría que sumar a todos quienes nacieron de padre o madre uruguayo,

Sin embargo, cada vez sorprende más ver a los hijos de esa diáspora destacarse en las más diversas actividades.

El fútbol es una de ellas. Y el caso del defensa griego José Holebas, de 27 años es la prueba fehaciente de ese espiral de sangre charrúa desplegada por el planeta.

Holebas es una de las figuras de la selección de Grecia en esta Eurocopa.

Nació en Alemania, de padre griego y madre uruguaya. Llegó a Olimpiakos procedente del Munich 1860 y desde noviembre de  2011 integra el seleccionado.

Su padre, un emigrante de Trikala se instaló en Aschaffenburg -en la periferia de Fráncfort. No obstante, José  debe su nombre español al costado uruguayo de su vida.

De hecho, podía haber optado por las selecciones de Alemania, de Grecia o de Uruguay.

Holebas comenzó a jugar en Alemania, donde tras militar en clubes juveniles (Südring, Kleinwallstadt, Teutonia Obernau) tuvo una oportunidad en el SV 1910 Aschaffenburg-Damm de su ciudad (2002-2005) y luego en el Viktoria Kahl (2005-2006), otro club modesto de las categorías inferiores germanas

En Munich 1860, dio un salto cualitativo en su carrera.  Estuvo tres años en la segunda división alemana, donde jugó 74 partidos y firmó incluso siete tantos.

En el 2010, su entrenador Ewald Lienen pasó del 1860 Múnich a la liga griega y se lo llevó.

El sábado estará en la zaga central ante Rusia, según todos los pronósticos.

Los helenos, con un punto tras su empate 1-1 ante Polonia en el partido inaugural y la derrota 2-1 ante los checos este martes, necesitan ganar sí o sí en la última jornada contra los favoritos y líderes rusos, para tener opciones de acceder a la siguiente fase.

"Es simple. Para nosotros el partido ante Rusia es una final, eso seguro. Necesitamos sumar los tres puntos, no hay otra forma", comentó Holebas tras el revés ante los checos, en declaraciones recogidas en la página web de la Unión Europea de Fútbol (UEFA).

"Tenemos que salir a ganar desde el primer minuto. Tenemos que controlar el partido desde el principio y llevarlo adelante", explicó.

Dejá tu comentario