Política

UE descartó idea de una cumbre con Rusia y discutirá condiciones para un diálogo

Los líderes de la Unión Europea, reunidos en una cumbre en Bruselas, desecharon en la madrugada del viernes impulsar una reunión al más alto nivel con Rusia, y discutirán el formato y las condiciones para un eventual diálogo.

Los líderes de la Unión Europea, reunidos en una cumbre en Bruselas, desecharon en la madrugada del viernes impulsar una reunión al más alto nivel con Rusia, y discutirán el formato y las condiciones para un eventual diálogo.

Alemania y Francia habían impulsado la idea de una cumbre entre la UE y Rusia para tratar de mejorar las relaciones, que entraron en colapso en 2014 y que, según todas las partes, se encuentra ahora en su nivel más bajo en décadas.

"No fue posible llegar a un acuerdo para reunirnos inmediatamente al más alto nivel (...) Personalmente, me habría gustado ver aquí un paso más firme", lamentó la jefa del gobierno de Alemania, Angela Merkel, al fin de la primera jornada de la cumbre en la capital belga.

Por su parte, el presidente de Lituania, Gitanas Nauseda, apuntó que era "prematuro" discutir una reunión al más alto nivel con el gobierno ruso si no hay cambios en su comportamiento con relación a la UE.

La parte referida a Moscú en la declaración aprobada por los líderes indica que el Consejo Europeo "explorará formatos y condicionalidades de un diálogo con Rusia".

Un borrador de trabajo de ese documento al que AFP tuvo acceso en la semana mostraba que el párrafo original entre corchetes (indicando que aún era objeto de negociación) mencionaba la posibilidad de diálogo "a nivel de líderes".

El documento aprobado reitera que la Unión Europea permanece "abierta a un diálogo selectivo" con Rusia en temas de interés común, tambén sujeto a condiciones.

De acuerdo con el documento, la "implementación completa" de los Acuerdos de Minsk (que pusieron fin al conflicto en la región ucraniana de Donbás, en 2014) era una "condición esencial para cualquier cambio substantivo en la postura de la UE".

En la declaración, los líderes reforzaron "la necesidad de una respuesta firme y coordinada de la UE a cualquier actividad maligna, ilegal y disruptiva de Rusia".

Para ello, invitaron al jefe de la diplomacia de la UE, Josep Borrell, a "presentar opciones de medidas restrictivas adicionales, incluyendo sanciones económicas".

- Relación en profunda crisis -

Al llegar a Bruselas, el presidente de Francia, Emmanuel Macron, había abogado por un "diálogo exigente" con Rusia para poder preservar la estabilidad europea. "Pienso que es el método correcto", añadió el mandatario.

Ante la iniciativa lanzada por Alemania y Francia, el gobierno ruso reaccionó de inmediato, y un portavoz en Moscú aseguró que Putin era "partidario" de un mecanismo para mejorar las relaciones con la UE.

Sin embargo, la idea de una cumbre con Rusia enfrentó oposición de inmediato.

Los países bálticos, Polonia, Suecia y Holanda dejaron claro que se oponen a un diálogo directo con el gobierno ruso, por considerar que Moscú mantiene actitudes agresivas hacia países vecinos.

Kaja Kallas, primera ministra de Estonia, dijo al llegar a la reunión que quería escuchar los argumentos en favor de un diálogo directo para saber "qué ha cambiado desde nuestra última cumbre".

"Personalmente, no pienso que sea el momento de reuniones a nivel de líderes. Porque, ¿qué ha cambiado? Las condiciones que acordamos seguir en 2014 (luego del conflicto en Ucrania) no se han cumplido", expresó.

El primer ministro de Holanda, Mark Rutte, en tanto, dijo que no se opondría a una reunión de los titulares de las instituciones europeas con Putin, pero adelantó que no participaría.

Las relaciones entre la UE y Rusia colapsaron en 2014 a raíz del conflicto armado en Ucrania y la posterior anexión de la región de Crimea al territorio ruso.

Desde entonces, las relaciones se agravaron aún más a raíz de la condena del opositor ruso Alexéi Navalni, y la UE ha adoptado sanciones a altos funcionarios de Moscú, gesto que motivó sanciones de represalia por parte de Rusia a ciudadanos europeos.

Una de las principales críticas de la UE al actual gobierno ruso es la negativa a dialogar con las instituciones europeas y en cambio mantener contactos separados con países específicos.

ahg/mas

FUENTE: AFP

Dejá tu comentario