Uber cambia de cara visible y pide una tregua para negociar reglamentación

Un ejecutivo estadounidense, de origen chileno, se hace cargo de las negociaciones. Reconoce que la empresa no tuvo la mejor estrategia.

18 de febrero de 2016, 16:26hs

Uber cambia la estrategia y su voceo ante el gobierno uruguayo. El ejecutivo Carl Meacham, estadounidense con ascendencia chilena, se presentó como nuevo representante d ela compañìa en la región.

Meacham nació en Indiana, (Estados Unidos), pero creció entre San Fernando y Santiago.  Estudió en la Universidad Estatal de Albany e hizo su posgrado en Columbia. Fue director del Programa de las Américas del Center for Strategic and International Studies y ex asesor del Comité de Relaciones Exteriores del Senado de los Estados Unidos

Se enrrevistó con el diputado frenteamplista Felipe Carballo y reconoció que la estrategia seguida por la empresa tecbol´`ogica no ha sido la mejor en Uruguay.

Meacham pidió una tregua para negociar una reglamentación, informan hoy El País y El Observador.

La empresa pretende una mesa de negociación con las intendencias y el Poder Ejecutivo.

También se entrevistó con el diputado colorado Adrián Peña, quien presentó un proyecto de ley para regular los servicios de Uber. La idea es que tanto empleados como empresa tributen y el ciudadano tenga otra opción de servicio.

 Mientras tanto, siguen produciéndose tensiones entre choferes de Uber, la empresa y los taxistas.

Cerca de 100 taxistas se movilizaron este jueves frente a la Intendencia de Montevideo y una delegación subió al segundo piso donde se reunía el Congreso de Intendentes.

La manifestación fue encabezada por el gremio de propietarios de coches con taxímetros (Patronal) y el objetivo era protestar contra Uber y apoyar el trabajo de los intendentes, que este viernes tenían previsto tratar el tema.

Pero la movida no tuvo el resultado esperado. El presidente del Congreso de Intendentes, Sergio Botana (Cerro Largo), dijo a los periodistas allí presentes que “bajo presión” no iban a analizar nada del tema Uber.

“No trabajamos bajo presión”, dijo Botana, en referencia a la presencia de taxistas fuera de la sala de reuniones del Congreso de Intendentes, y por el centenar de vehículos que rodearon la Intendencia de Montevideo.

La gremial del taxi reclama que los intendentes adopten una resolución que prohíba el funcionamiento de Uber.

También exigen que el gobierno suspenda las actividades de esta empresa internacional y bloquee la aplicación para celulares sobre la que se basa el servicio de Uber.

Las autoridades, tanto departamentales como nacionales, aún no resolvieron qué hacer con Uber, y cómo regularla.

El intendente de Montevideo, Daniel Martínez, dijo que Uber se manejó como una empresa “patotera”, pasando por encima de las leyes y normas nacionales y departamentales.

A través de la aplicación para celulares Uber conecta a usuarios con choferes particulares, quienes los trasladan por la ciudad como los taxistas.

Los usuarios no pagan en efectivo el viaje. El costo del traslado se paga con tarjetas de crédito internacionales.

Los conductores no están habilitados por la Intendencia de Montevideo y por eso ya hubo algunas multas y el retiro de chapas.

Dejá tu comentario